Importancia de la declaración escrita contra ACTA

Jérémie Zimmerman, co-fundador y portavoz de La Quadrature du Net nos aclara cual es la importancia de firmar la declaración contra ACTA y por qué las acciones parlamentarias no se deben limitar a la resolución ,aprobada el 10 de marzo por la amplia mayoría del Parlamento Europeo, en la que, efectivamente, se exigen negociaciones transparentes y que la persecución de la falsificación se haga respetando los derechos civiles con referencias concretas a muchos aspectos relacionados con la neutralidad de la red.

Según Jérémie Zimmerman “Algunos puntos de la Declaración Escrita van más allá del contenido de la resolución del 10 de marzo. Especialmente el punto 3 (derecho a un juicio justo/garantías procesales) y el punto 5 sobre el tema crucial de la responsabilidad de los proveedores (que es lo que la industria del entretenimiento va a utilizar como una manera de forzar a las ISP a cumplir con su voluntad de vigilar internet) Así que, en este sentido, la Declaración Escrita es muy importante y es una prolongación de la votación del 10 de marzo”.

En otro orden de cosas: desde la resolución adoptada el 10 de marzo la comisión ha ninguneado a los europarlamentarios y varios eurodiputados han seguido denunciando la falta de información en las negociaciones, ante el avance de las mismas, y han querido relanzar mediante la fórmula reglamentaria habitual de una Declaración Escrita las denuncias planteadas en la resolución.

Personalmente no entiendo a que esperan algunos europarlamentarios para firmar la declaración escrita contra ACTA.Veo raro que todos los europarlamentarios del PSOE esperen hasta la próxima semana para adoptar una medida en grupo cuando en otros países eurodiputados de izquierdas y pertenecientes a la corriente socialista han hecho uso de su libertad individual para posicionarse contra ACTA.

Personalmente  me gustaría que el PSOE se posicionara cuanto antes y firmara la resolución. No veo ni excusa ni razón alguna para no hacerlo. Es más, algunos europarlamentarios han mostrado su descontento ante la tardanza de la firma ya que es importante que esta resolución se firme pronto para poder ejercer alguna presión contra la Comisión.

La Quadrature du Net invita a los ciudadanos a dirigirse a los eurodiputados para que apoyen la Declaración Escrita.

ACTA

La Vicepresidenta de la Comisión de justicia y las libertades civiles del Parlamento Europeo, Sophie In’t Veld (D66, Países Bajos) ha denunciado publicamente las exigencias de estricta confidencialidad que se les han impuesto a los eurodiputados para acceder a los documentos relacionados con el Acuerdo Comercial contra la Falsificación (ACTA).

Estamos hablando de unos hechos muy graves que detallan con toda su crudeza el déficit democratico que padecemos los ciudadanos europeos. Desde hace más de dos años, la Comisión Europea negocia con 10 países (Australia, Canadá, Corea del Sur, EE UU, Japón, Marruecos, México, Nueva Zelanda, Singapur y Suiza) en el secreto más absoluto los términos de un acuerdo comercial contra las falsificaciones (ACTA). El Parlamento Europeo y los ciudadanos que somos convocados a las elecciones europeas hemos sido despreciados por los gobiernos europeos.

Exigimos por lo tanto transparencia en las negociaciones sobre ACTA y a su vez mostramos nuestra preocupación por las presiones que poderosos grupos de presión puedan estar ejerciendo sobre los gobiernos y los políticos en general para socavar la libertad y la neutralidad de la red o impedir el acceso a medicamentos lícitos, asequibles y seguros.

Hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos europeos para instar a los eurodiputados a demostrar, una vez más, que están del lado de la democracia y la libertad. Si ahora nos fallan, habrá vencido el gobierno de las sombras. Serán cómplices.

Resumen del año

24-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

En la plural y peculiar galaxia de los blogs también se rinde culto a la “tradición”: el resumen del año. Pero como todo en la blogosfera, a su manera.

Este año no tengo ganas de hacer el resumen del año, ni el recuento de cuántas cosas nos han pasado y de las que nos han dejado de pasar. No sé. Me pilla floja y un tanto desesperanzada. La humana condición hay veces que me sobrepasa. Pero, ¡Eureka! He leído el discurso de Obama en la entrega del Nobel. El delirio, la locura, el frenesí, y, un subidón de endorfinas que no veas…

Resúmenes del año… desde una butaca no numerada. Desde la constatación de un fracaso. Desde Paraísos Desiertos. Desde Argentina y el gran blog de los espectadores.

… Y he aprendido muchas más cosas, de esas que aprendes pero que luego no puedes explicar. Creo que las llaman madurez y cuando eres capaz de explicarlas las llaman sabiduría.

Ha sido el año de terminar el master, de conocer allí a unas compañeras maravillosas, de intentar ligarme al camarero de las palmeras de huevo (no coló, este año ha estado espesito en ese aspecto… c’est la vie…

Vale, ha sido un año malo, pero nos hemos reído un montón… (o No).

El muro de Berlín y la agonía del liberalismo

10-noviembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

Vale, salvo despistados, el comunismo fue derribado en noviembre de 1989. Los liberales lo celebran con entusiasmo. Fascismo, acabado en 1945. Comunismo, finiquitado en 1989. Adam Smith y Hayek finalmente han ganado por KO técnico a Marx, Sartre, Heidegger, Strauss y demás líderes antiliberales.

Sin embargo… a quince años de que China se convierta en la primera potencia del mundo, mientras Obama en el Norte y Chávez en el Sur están rediseñando el socialismo del siglo XXI -a diferentes velocidades pero con la misma dirección- y los países que emergieron del frío soviético ven como se implanta un capitalismo sin liberalismo, el Reich de la libertad negativa va perdiendo, decreto a decreto, reglamento a reglamento, primacía frente al Despotismo de la libertad positiva: el intervencionismo estatal es cada vez mayor, del cinturón de seguridad al tabaco pasando por los dogmas políticamente correctos.

La agonía del liberalismo está siendo, si se quiere, menos traumática y dolorosa pero no por ello menos radical. Cada vez es menos comprensible, entre tanta solidaridad impuesta e imperio de la comunidad, qué es cosa que un día se denominó “individuo”.