Seis mil millones de marionetas

13-noviembre-2010 · Imprimir este artículo

Por

Parabólicas que llaman a la producción, masas de hombres rotos en la costa, vejaciones inconfesables en la frontera, cadáveres desperdigados, lanchas de salvamento llenas de buenas intenciones, quinta columna de parroquianos, progres que afeitan las uñas a sus gatos mientras observan la masacre televisada… Mano de obra al servicio de la gran máquina.

Movilización total: Armagedón o Muerte: Megacloaca planetaria. La Modernidad se encuentra en avanzado estado de descomposición. Tras el Estado del bienestar ha llegado el estado de malestar planetario.

Los pobres y la explotación no están de visita: han vuelto para quedarse: con ellos retorna la lucha de clases y de colorines, pero también el lumpenproletariado. Estas imágenes cotidianas nos despiertan, por unos minutos, de nuestra supuesta felicidad.

Unos se sienten invadidos, otros humillados, pero unos pocos usureros se frotan las manos con el negocio del siglo: Trasportar y explotar humanos es muy rentable.

Un mundo con seis mil millones de egos es sencillamente ingobernable. No es un problema de cantidad, sino de calidad humana. Somos así: Somos demasiados deseando, consumiendo, haciendo dinero, sufriendo, paciendo, follando, defecando al sol cada mañana. La humanidad puede ser muy sucia y muy perversa. Y en eso consiste -también- nuestra libertad.

Nuestra libertad viene de los bosques, pero ya casi no hay bosques.

Los mutantes estamos listos para el salto que se avecina. Los visionarios, por el contrario, claman al cielo naranja en espera de otro mundo imposible.

El último constipado capitalista dejará sus secuelas. Hemos perdido la penúltima oportunidad para vivir de otra manera.

Hay algo en el horizonte humano que no hemos entendido, pero que se proyecta como una sombra amenazante. Seis mil millones de marionetas dan para mucho.

Foto | Es tu obra

Comentarios

3 comentarios en el artículo “Seis mil millones de marionetas”

  1. carolina en 12-diciembre-2010 11:43 pm

    Hemos creado un mundo egoista,con tanto consumismo y fantasia,creiamos tener todo controlado,que atrevida es la ignorancia,ahora estamos empezando a despertar de esta falsedad y todavia no es nada,lo positivo de esto es que volveremos a ser mas humano,eso espero.

  2. frank en 19-diciembre-2010 1:34 pm

    NADIE ESCAPARÁ
    Al estado de malestar planetario, querido Javier, aunque sólo sea, como lo es, una virtualidad inducida. Claro que quien deviene marioneta sólo se tensa cuando le tiran de los hilos.
    ¡Qué triste es el hombre! Son bastante más de seismil millones de bípedos los que devastan la Tierra. Madre negra, esta última, oscura , preciosa , inabarcable (a pesar de los satélites) y cruel.
    La ley de la utilidad marginal habla con claridad de como el incremento de unidades de un bien (el hombre) disminuye la utilidad de cada nueva unidad añadida.
    Grado cero del Hombre, noche pelirroja y fatal que adviene. Aniquilación de las formas y nuevos comienzos. Crepitar de fondo de la irradiación ultracósmica y, a nivel sublunar, matanzas múltiples por haber.
    La sonrisa de los dioses etruscos…
    LUZ DE FONDO.

  3. Nico en 5-julio 7:35 pm

    hola , les dirijo estas palabras desde Medellín, Colombiaa . Me interesa bastante el tema de lo invisible, eso misterioso que nuesros sentidos no perciben pero que si desarrollamos la capacidad, una elevada percepcion sensorial veremos energias esxtraordinariamente utiles para sanar , campos auricos del planeta y del cuerpo….. en fin . los invito a compartir.
    [email protected]

¿Quieres dejar un comentario?