PAZGUATAS MEDIÁTICAS Y NUEVO NAZISMO


María Antonia Iglesias, periodista y escritora vinculada al Partido Socialista, ha calificado a Jesús Neira de “fascista” y “matón”. La mejor respuesta a las intemperancias verbales de este prodigio de vulgaridad, mala fe e ignorancia, que encarna en un híbrido de Miss Piggy y Nikita Jruschov, es el silencio templado con una sonrisa. Esta ex directora de programas informativos de TVE viene a representar, con verosímil y didáctica exactitud al socialista medio. Esperemos, por el bien de tan extensa facción del bipedismo celtibérico, que no tenga éxito. Andaríamos lejos de la cursi imagen pequeñoburguesa del señor Zapatero con su talante, sus cejas, su “gótica” prole y sus modales de director de planta de oportunidades de unos grandes almacenes. Jordi González, turiferario desde hace ya muchos años de la más burda telebasura, utiliza su programa “La Noria” para agitar a la “audiencia leal” contra Neira. En una de sus últimas, y  lamentables, sesiones de trance hipnótico Karmentxu Marín, del inevitable “El País”, señaló: “no me dejaría defender por este hombre”. ¿Quién ha dicho que tu puedas ser atacada por nadie, criatura? Abogó porque se prescinda de Neira, sin dudarlo, porque “yo a este señor no acudiría para que me defendiera. Me daría muchísimo miedo, con su pistolita y su pasado”. Recomiendo a los lectores que buceen en las producciones de esta “maker opinión” y bostecen sin complejos ante sus banalidades. Por favor: comiencen derribando a los ídolos del lodazal, apagando consecuentemente su televisor.

La osadía y la bajeza del personal vinculado, de una manera a u otra, al agonizante socialismo de Zapatero es repelente y risible. Considerar al oscuro Obama como un pelele, al PSOE como deposito de gentuza y corrupción o al Presidente del Gobierno como un ignorante son delitos de lesa majestad para los socialistas que, cuando se encuentran en la oposición o en el gobierno, no dudan en machacar con los peores insultos a sus adversarios pero exigen para sí mismos un respeto, que a mi modesto juicio, no merecen. Pensemos en la cal viva y las torturas aplicadas en la época del infausto González, en el ocultamiento de las causas y responsabilidades del 11M con sus más de 190 cadáveres y centenares de heridos, en la delincuencia económica masiva (que no sólo perpetra el PP), en la estupidez crónica difundida urbi et orbi por los medios afines, etc.

Una periodista de verbo poco agraciado ha irrumpido en “el debate” con algunas supuestas cargas de profundidad. Carmen Rigalt de “El Mundo”, periódico procesado y condenado ya en el pasado a indemnizar a Alejandro Sanz por “descubrir” la profesional de marras en un desafortunado artículo su supuesta condición homosexual,  ha hecho una serie de penosas aseveraciones sobre Jesús Neira que  la encajan claramente en el amarillismo de la telebasura más flagrante. Si Carmen Rigalt fuese un hombre las palabras adecuadas para describirla por lo que ha tratado de hacer en su columna serían, inevitablemente, “mal nacido” y “miserable”. En España y fuera de ella no debe mentarse nunca  a la madre de nadie, menos con la alevosa intención con la que esta corifeo del programa de María Teresa Campos (“Verdulera Mayor” mediática y de “izquierdas”, durante muchos años) lo hace. Veamos una muestra:

La periodista Carmen Rigalt ha decidido “aprovechar la circunstancia” de que “se ha abierto la veda contra Neira” para, desde las páginas de El Mundo “mostrar mi rechazo hacia alguien que con su actitud no sólo ofende al común de las mujeres sino que desprestigia la presidencia del Observatorio contra la violencia de género”. Ella misma reconoce que le ha costado porque “hace seis meses no me hubiera atrevido, soy así de miedica”. Pero es que entonces le “podía” el “miedo a no resultar todo lo políticamente correcta que cabe esperar de una persona con dos dedos de frente”.

No tienes dos dedos de frente, Carmen, no hablas en nombre de todas las mujeres sino de ti misma, Jesús Neira no desprestigia nada cumpliendo con un cargo vinculado a las retoricas orwellianas divisivas de género que tanto gustan a socialistas y ginecócratas como tu. Pudiera ocurrir más bien lo contrario de lo que alientas con tu gris pluma periodística que Neira resultara manchado por desempeñar tan repelente y burocrática función demagógica. Jesús Neira, de un modo u otro, con mayor o menor sentido de la oportunidad, ha roto el silencio de ultratumba que se había apoderado de muchos ciudadanos españoles con relación a las actuaciones y motivos de quienes llevan mal gobernando más de seis años y además quieren que les rindamos servil pleitesía. No podemos ocultar que la Oposición ha contribuido en gran medida a esto con su inepcia y mediocridad. Y es que la Oligarquía gobierna a través del enfrentamiento reglado de ambas seudo opciones. Las propuestas políticas de Jesús Neira contenidas en su libro España sin democracia (Temas de Hoy), de llevarse a la práctica, abrirían un proceso constituyente que muy posiblemente permitiría a los españoles zafarse de la falsa democracia que los oligarcas franquistas, unidos a una izquierda teledirigida por la CIA, a unos nacionalismos sedicentes financiados por la Banca y  a una derecha vasalla, rancia y meapilas han configurado para mejor asolar el panorama patrio en los últimos treinta años.

Nunca es tarde y como dice el Tao te King: un aguacero no dura todo el día. Jesús Neira ha dado y da ejemplo de valor diciendo lo que piensa, sin pelos en la lengua. Sigamos su ejemplo y desarticulemos sin complejos el régimen logocrático del pensamiento “políticamente correcto” impuesto por los más abyectos mandarines de la izquierda divinizada por sí misma. El aparato de agit prop de los lúgubres social-comunistas incita febrilmente su minuto de odio contra el mentado. Olvidando, claro está, las cuestiones de fondo y desviando consecuentemente la atención de los acontecimientos y las opiniones significativas. Recapitule el lector sobre lo que va a leer a continuación, la traducción de un par de párrafos de una larga entrevista realizada muy recientemente a James Lovelock[1]. Uno de los “sabios” que ha elaborado el concepto de Gaia, reconvertido en la actualidad en defensor inveterado de la energía nuclear, paladín del fraude llamado “cambio climático”. Simulacro del que son también adeptos nuestro Presidente y Obama. Sus palabras no tienen desperdicio a pesar de ser despreciables. Oído al parche:

Los seres humanos son demasiado estúpidos para prevenir el cambio climático.

Necesitamos un mundo con más autoridad. Nos hemos convertido en un mundo igualitario donde cualquiera puede decir lo que desea. Eso esta muy bien pero hay ciertas circunstancias, la guerra es un ejemplo típico, donde no se puede hacer esto. Hemos de tener unas pocas personas dotadas de autoridad en las que poder confiar. Deberían ser responsables, obviamente.

Esto no puede darse en las modernas democracias, es uno de sus problemas. ¿Hay alternativa a la democracia? No hay ninguna. Pero incluso en las mejores democracias se esta de acuerdo en que cuando llega una guerra la democracia debe mantenerse restringida un tiempo. Pienso que el cambio climático es un asunto tan importante como una guerra. Puede ser necesario restringir la democracia durante una temporada.

Si esto no es calificable de “fascista” revisen sus conceptos. Carmen Rigalt, que no es en manera alguna una señora, prefiere concentrarse en Jesús Neira y asimilarle, injusta y muy rudimentariamente, con Franco. Mientras tanto el autentico nazismo camina desembozado entre nosotros. Viene de América e Inglaterra, como el antiguo, y en Europa es recibido con alborozo por las élites. Socialdemócratas y conservadores, junto con todo tipo de imbéciles procedentes de la extrema izquierda y la extrema derecha lo animan. Sus caballos de Troya: la lucha contra el terrorismo islámico y el cambio climático.

Prestemos atención a lo que la tiene y dejemos a los habitantes del vertedero mediático, y sus zombificadas audiencias, revolcándose en su miseria. Lo que viene se acerca ya veloz. Pronto oiremos que el volcán en erupción de Islandia, y la absurda prohibición de los vuelos sobre Europa realizada con la finalidad de alarmar al personal, tienen relación, ¿lo adivinan?, con el cambio climático.

Es hora de deponer a nuestros gobernantes, a sus servidores mediatos e inmediatos y a sus patrocinadores; es hora de castigarles por sus numerosos crímenes. No es hora de entregarles el poder absoluto. Ese y no otro es el Mandato del Cielo.

La batuta no está ya en sus manos, aunque en su arrogancia así lo crean,  sino en las del relámpago. El viento tan sólo empuja la cometa.


[1] http://www.guardian.co.uk/science/2010/mar/29/james-lovelock-climate-change Aquí podréis encontrar la entrevista al idealizado “neonazi políticamente correcto”. Agradezco a Pedro Antonio Barbadillo haberme puesto en conocimiento de esta aberración del pensamiento.



Comentarios

¿Quieres dejar un comentario?