Noches en el culo del mundo

1

Sueño que no me han robado a mi hijo. Quieren que me lo quede y lo cuide. Debo darle leche y mecerlo, me dicen. Me lo traen y no sé cogerlo. No puedo cogerlo porque no tengo brazos. Soy una mutilada más y no puedo coger a mi hijo.

2

Sueño que me hago mayor y no sirvo para nada. Nadie quiere follarme. Reconozco a mi hijo entre una multitud de soldados jóvenes, muy jóvenes. Empuñan las armas con alegría. Disparan, se divierten. Su mirada es igual que la de su padre, sea quien sea su padre. Su mirada es igual que la de todos los hombres que me han violado. Su mirada es ciega, cruel, desatada. Todos se ríen. Mi hijo me escupe y me dispara. Otra puta menos. Mi hijo me ha matado. Todos se ríen.

3

Sueño que mi hijo es europeo. No tiene dientes porque es europeo. Pero se desliza sobre mí igual que los demás. Está sediento igual que los demás. Y me lame entera hasta que me seco. Mi hijo es un animal enfermo, mi hijo es europeo.

4

Sueño que mi hijo es un AK-47.

5

Sueño que no hay nadie a quien obedecer. No hay nadie que me de órdenes, nadie que me amenace, nadie que me diga lo que tengo que hacer, adónde hay que ir. No hay nadie que me obligue a nada, nadie mintiéndome, nadie arrastrándome. Nadie que me diga a quién tengo que odiar, a quién hay que matar, a quién hay que proteger. No hay nadie. Y tengo tanto miedo que sólo pienso en matarme.

Pero nadie me dice cuál es la mejor forma.

6

Sueño que los europeos me buscan. Dicen que soy una criminal. Dicen que obedecer una orden criminal es también un crimen.

7

Sueño que un día todo ha servido para algo. En mi sueño, la muerte de mi padre y de mis hermanas tiene sentido. Servir al ejército ha servido para algo, matar, incendiar y torturar ha servido para algo. Ser violada ha servido para algo. Ser injusta ha servido para algo.

Morir ha sido útil.

8

Atan a mi padre y me obligan a follármelo. Mi padre aparta la cara para que no pueda mirarle. Esto no es un sueño.

9

Sueño que soy vieja y no puedo llorar. Lo intento con tanta fuerza que las vísceras se me escapan por los ojos. Eres un hombre, te has convertido en un hombre, me dice mi madre mientras recoge mis órganos desparramados. Mis riñones, mis intestinos y mi hígado. Estás podrido. Infinitamente podrido.

10

Sueño que me aplauden. Estoy en un escenario con un presidente y me cuelgan una medalla del cuello. Soy la mejor soldado junior del país. Me cuelgan otra medalla. Soy la más rápida y efectiva. Soy como Rambo, en tres minutos puedo incendiar un campamento. Me cuelgan otra medalla. Puedo acabar con siete hombres por la espalda cuando se me acaba la munición. Soy la más imprevisible, silenciosa como una serpiente, llevo el veneno en las venas. Me aplauden. Las medallas me ahogan. Los aplausos son cada vez más fuertes, como metralletas. Soy la mejor. Soy la mejor.

Comentarios

¿Quieres dejar un comentario?