Nervios

12-Abril-2008 · Imprimir este artículo

Por Aires

No había pegado ojo en toda la noche. En su mente inquieta se mezclaron, desordenadamente, pensamientos confusos e ideas etéreas. Se levantó de la cama, somnolienta, con sus cabellos en entrópico desorden y sus ojos tan legañosos y hundidos que, ni siquiera, una ducha de agua caliente logró recuperarlos completamente.

Se perfumó con unas microgotas de ese perfume carísimo, que sólo usaba en circunstancias excepcionales y sentándose en un taburete acolchado tintó, con estudiada parsimonia y tonos diferentes pero complementarios. las uñas, pulcramente afiladas, de sus pies y manos.

Rebuscó en el armario sus mejores ropas: una blusa de brillo marfileño con botones dorados y una falda corta y negra, se horrorizó ante el esfuerzo que realizó para poder abotonarla. Sus muslos, reflejados en el espejo, brotando desde la falda hasta el suelo se le figuraban con más volumen del que hubiera deseado, pero en este momento no tenía remedio. Izose sobre los tacones afilados comprobando, gratamente, que por ilusión óptica se le estilizaban las piernas. A continuación se pintó los ojos con un tono azul que los resaltaba, moldeó sus pestañas y, agitándolas, abanicó el aire con ellas; se perfiló los labios y el matiz fucsia con que los adornó se los resaltó. Se contempló en el espejo y se gustó: “un 8,5 de nota”, pensó. ¡Ya estaba preparada!

Se sentó frente a su mesa de trabajo y respiró profundamente mientras sentía que su busto, hábilmente despuntado, tras alzarse en el aire volvía a su posición inicial. Recogió una hoja en blanco y, acariciándola con los dedos, comprobó que era la cara por la que estaba satinada. Tomó el bolígrafo entre sus dedos, notó que le sudaban las manos y se le resbalaba entre las yemas. Le costó trabajo posarlo sobre la hoja, pero al fin lo consiguió. Empezó a escribir y, fue entonces, a medida que se reencontraba con la palabra escrita cuando su nerviosismo se fue atenuando, pero es que tenía motivos para sentirse nerviosa: ¡era la primera vez que un post suyo iba a ser publicado en una revista!

Comentarios

3 comentarios en el artículo “Nervios”

  1. Horas en 5-Mayo-2008 11:30 pm

    Te felicito Aires por tu primera vez y espero que no sea la única en esta revista o en otras. saludos.

  2. pandora en 22-Mayo-2008 9:31 am

    FELICIDADES!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Un final inesperado, será que yo imagino más de la cuenta…jaja. ha sido precioso. el dibujo perfecto como siempre, son tu firma.

    un beso, pandora.

  3. David Ballota en 24-Mayo-2008 10:09 pm

    Pozi los dibujos, además de sus textos, son maravillosos. Es un lujo para g.net.

¿Quieres dejar un comentario?