María José Bayo: “Internet está infrautilizado”

María José Bayo es miembro del Consejo de Administración de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) y una experta en comunicación política que explora nuevas formas de hacer (la) política más participativa. Estuvo con Obama anticipando el futuro.

¿Le pone Obama?

Me pone su capacidad para llegar a la gente, para transmitir ilusión y para unir en torno a una esperanza compartida. Me encanta su manera de entender la política como espacio de escucha activa, alejada de la mera confrontación partidista. Me gusta su interés por innovar, por promover fórmulas novedosas para dar más protagonismo a la ciudadanía en la acción política.

¿Me puede pasar el mail de Chaves?

Si le soy sincera no se lo he pedido nunca, pero no creo que me costara mucho conseguirlo. El presidente de la Junta de Andalucía es una persona cercana, más de lo que pueda parecer a simple vista o por lo que implica su cargo, y muy abierto a la innovación, a pesar de formar parte de una generación muy anterior a la que denominamos de los ‘nativos digitales’.

¿Puedes identificar a los “nativos digitales”?

La primera generación de ‘nativos digitales’ en España podría identificarse sobre todo con la usuaria de Tuenti. Se trata de jóvenes que han crecido en un entorno tecnológico y tienen, en consecuencia, formas peculiares de entender y de aplicar las nuevas tecnologías, diferentes a las de los llamados ‘inmigrantes digitales’, entre los que yo misma me encuentro, aunque sólo tengo 31 años. Yo convertí ya crecidita el uso de Internet en algo cotidiano.

En Comunicación Política es imprescindible que tengamos en cuenta esa brecha entre lo que Marc Prensky bautizó como ‘digital natives’ y ‘digital inmigrants’. Es preciso romperla para llegar a los más jóvenes y promover su participación. La gran mayoría de los políticos y políticas de nuestro país no están familiarizados con el lenguaje digital, pero lo más importante es tener una actitud favorable. Y Chaves estoy segura de que la tiene, al igual que otros responsables públicos en Andalucía. No obstante, aún queda mucho camino por recorrer en este sentido.

Confiese, ¿es usted ciberadicta?

Si le preguntara a mi padre le diría sin titubear que sí, jaja, pero, sinceramente, no me considero ciberadicta. Trato de evitar excesos en relación con todo lo que me gusta. Las nuevas tecnologías me apasionan. Me paso la mayor parte del día ‘on line’. Me gusta compartir información, estar en contacto con amigos o trabajar en red, pero no hasta el punto de convertirlo en una adicción.

¿Borra muchos comentarios en su blog (http://enfoqueciudadano.com)?

De momento sólo he tenido que borrar spam. Tengo lectores muy respetuosos y que realizan aportaciones de muchísimo valor. Además, lo ideé como un proyecto colectivo, de búsqueda de nuevas formas más participativas de comunicación política y hasta ahora la gente que lo conoce está respondiendo. Hay opiniones para todos los gustos y eso es lo más enriquecedor.

Diga algo malo de Facebook

Es un medio social con un potencial infinito para la comunicación interpersonal, para crear comunidad y para compartir en redes. Quizás lo más negativo sea la cuestión de hasta qué punto controlamos o nos controlan la información que trasciende de un ámbito aparentemente privado a otro público.

Y algo bueno de Rajoy…

No soy radical, suelo buscar y encontrar aspectos positivos en todas las personas. Supongo que Mariano Rajoy tendrá cualidades humanas, pero no lo conozco personalmente como para decirle cuáles. Mi impresión de él tiene más que ver con la imagen que proyecta y esa, francamente, no me gusta.

¿Los andaluces son socialistas?

Los hay socialistas y los hay de otras ideologías, aunque, como se ha venido demostrando elecciones tras elecciones, identifican de manera mayoritaria sus aspiraciones con el PSOE, antes que con el PP. Por algo será.

“El Grito” de Munch ilustra su blog, ¿qué le horroriza del internet español?

Al observar una obra como ésta lo primero que debemos plantearnos es que no debemos quedarnos en lo superficial, sino ir más allá, profundizar para encontrar el verdadero sentido. La elegí también porque entiendo que el grito no debe ser el único recurso de catarsis ante un entorno en el que no encontramos las respuestas esperadas. Creo que éste debe convertirse en diálogo, de manera que los espectadores dejen de serlo simplemente para transformarse en partícipes de una ‘escucha activa’. En la acción política un uso adecuado de Internet permitiría avanzar en este sentido. Me horroriza que a estas alturas aún esté tan infrautilizado.

Comentarios

¿Quieres dejar un comentario?