Liberación de imágenes

¿Cuándo ocurrirá? En realidad, ¿cuándo nos haremos la pregunta? La sociedad abierta ha clamado por asegurarse que los estándares de los archivos informáticos de las administraciones públicas estuvieran guardados en formatos abiertos para asegurar que la documentación y los datos generados con fondos públicos no quedaran al albur de las decisiones de un fabricante de software propietario. Porque son propiedad colectiva. Hace no mucho nos enteramos de que en Estados Unidos se ha hecho obligatorio liberar de medios de pago (las caras revistas científicas) los resultados de la investigación médica bajo el argumento evidente de que son pagados con fondos de todos los ciudadanos.

La realidad explosiva y todavía únicamente emergente del vídeo democratizado, que es no sólo su distribución por la red, sino su producción y realización por particulares, debería crearnos la urgencia ciudadana de solicitar y obtener el acceso a las imágenes pagadas con impuestos. Vídeo y fotografía. ¿Están pensando en las televisiones públicas? Por supuesto que sí. Durante años de monopolio y en el actual estado de oligopolio donde un porcentaje más que significativo de la oferta televisiva convencional está financiada con impuestos, las televisiones públicas han acumulado un catálogo espeluznante (y magnífico) de imágenes que son mucho más que un tesoro. Desde el valor social, antropológico y cultural de viejas series, concursos, etc., hasta las toneladas de horas de informativos y material documental que no tiene precio.

¿Qué significa liberarlas? ¿Por qué habrían de hacerlo? Primero, porque siempre se ha hecho. Cualquier español puede consultar los fondos del NODO y la Filmoteca Nacional como quien consulta los fondos de la Biblioteca Nacional. Sólo hay que ir y abonar las tasas que establece el BOE y que no son un disparate, pero sí es un proceso algo laborioso. El uso del material tiene limitaciones de derechos, pero el acceso es libre. Lo cierto es que en este caso, el tiempo ha dejado obsoleto el sistema y lo que parece perentorio es que los fondos estén digitalizados y libremente accesibles por la web. Digitalizar fondos de esa magnitud es un proceso lento y caro, pero que en el caso de la televisión está en marcha. La Red permite dos novedades: que todos los catálogos de imágenes del sector público sean accesibles digitalmente y, cómo no puede ser menos en esta era, deberían poder ser compartidos y REUTILIZABLES por el público.

La segunda razón es que el proceso de transformación de la comunicación desde el texto como base hacia el audio y el vídeo, exige disponer de materiales para comunicarse y narrar. Si acudimos al Instituto Nacional de Estadística todos los ciudadanos podemos tomar los datos elaborados por esta fuente y emplearlos en nuestras presentaciones, citarlos, analizarlos y reelaborarlos para nuestros trabajos y nuestra comunicación. Para la educación, para los negocios, para el arte, para la pura vida ese material liberado sería – será – la fuente de una comunicación potentísima que ya está transformando nuestras vidas.

La tercera razón es que lo hemos pagado. Los inmensos archivos sonoros de Radio Nacional, que albergan joyas con testimonios y voces, con horas y horas de teatro grabadas por grandes actores fallecidos, han sido financiados por los impuestos de los ciudadanos y no tienen forma de acceder a su disfrute cuándo y cómo lo desean. Ni siquiera saben lo que hay.

La cuarta razón es porque en la sociedad digital nada que permanezca en un cajón oculto tiene sentido. Al igual que para un productor de cine y televisión disponer de horas y horas de catálogo de películas que nadie le pide es una pérdida, tiene en la Red el lugar natural para que sea encontrado, disfrutado y monetizado: el fondo de catálogo lo constituyen todas esa obras que se demandan muy escasamente pero que siempre tienen algún espectador dispuesto, lo que llamamos el long tail. Lo mismo sucede con las imágenes de los catálogos pagados con impuestos o que han accedido a dominio público: NODO, Filmotecas, televisiones públicas, disponen de horas que están difícilmente accesibles sin grandes facilidades para ser disfrutadas por quienes las pagaron, los ciudadanos.

Pero no son todas. Todos los años las administraciones públicas (estado, comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos) contratan, me atrevo a decir que cientos de vídeos, con carácter institucional para todo tipo de fines informativos. Turismo, planes de carreteras, son miles las excusas. Pasado sus períodos de comunicación pública pasan a dormir el sueño de los justos sin que puedan ser reutilizados por los ciudadanos para los fines que consideren conveniente.

Hay quien dirá que la libertad plena de uso de ese material no parece adecuada. Es posible. Es posible que lo lógico es que no pueda ser utilizado con fines comerciales y se requieran licencias que limiten el uso. Pero ese es un debate para dar forma a algo que se corresponde con lo más esencial de la democracia. No hay país democrático que no tenga leyes estableciendo plazos para liberar la información confidencial. Tenemos reconocido por ley el acceso a los datos personales. Es decir, existe todo un cuerpo regulando el uso de la información producida por el estado para todos los fines. El acceso libre a las imágenes estáticas y en movimiento pagadas con impuestos (es decir, no sólo a contemplarlas, sino a poder emplearlas) deberá ser, tiene que ser ya, una demanda de la red y la ciudadanía.

Comentarios

3 comentarios en el artículo “Liberación de imágenes”

  1. .::.Crea tus Blogs.::. » Blog Archive » (Re)Nace Generación Net: pidiendo imágenes libres en 22-mayo-2008 6:38 am

    [...] venía: David Ballota, ese conspirador del texto, me pide que escriba. Me sale (salió, semanas ha) un texto que releo con la sensación de haberme inclinado por una cierta militancia. No exenta de un punto [...]

  2. La Nueva Industria Audiovisual » Síntomas de que veremos las imágenes públicas liberadas en 25-febrero-2010 12:21 am

    [...] El silencio fue una gran respuesta a mi intento de ataque subversivo al sistema, lo que me llevó a insistir en ese proyecto que David Ballota sigue manteniendo a flote en compañía de otros capitanes y que [...]

  3. LIZ en 2-mayo-2012 3:27 am

    soy fan #1 de liber por q tocan unas canciones super bonitas e ISRAEL GRANADOS

¿Quieres dejar un comentario?