Jesús Mosterín: “El toreo es el cutrerío en su estado puro”

En octubre de 2007 conversamos con el pensador animalista más conocido en nuestro país, con el que profundizamos sobre las causas y razones del animalismo. Jesús es profesor de Filosofía en la Universidad de Barcelona, investigador y autor de diversos libros y ensayos como “La naturaleza humana”, “El Pensamiento arcaico” o “Vivan los animales”.

Qué opinión te merece el “resurgir taurino” que estamos viviendo, donde se hace literatura de las corridas y arte de los toreros…

El toreo es el cutrerío en su estado puro. No hay un espectáculo más soez, más sangriento y repugnante. A mucha gente le dan ganas de vomitar al ver eso, y en casi todos los países del mundo está prohibido. Cuando Goya pintaba las corridas nos trasmitía repulsión: para Goya la corrida era interesante pero era un disparate… Aquí seguimos en las mismas.

Hay un razonamiento ético erróneo que es permitir las corridas por tradición, como si porque una cosa se haya hecho esto la justifica… Las mayores barbaridades del mundo siempre son tradicionales allí donde se practican: esclavitud, sacrificios, cortar el clítoris, malos tratos…

En cuanto a los toreros, son unos mequetrefes: una gente absolutamente inculta e impresentable que no sabe hacer nada y que es incapaz de ganarse la vida de una manera digna. Su mérito es ponerse a hacer gestos amanerados delante de un animal que es un rumiante pacífico. No hay combate en la corrida: una de las cosas que más me molesta de las corridas es que todo es mentira. El toro quiere huir, y lo tienen que machacar para que combata. El toro se escaparía si la puerta de la plaza estuviera abierta…

Hay un público castizo al que molesta el mundo moderno y entonces se opone a los valores de la ilustración, al ecologismo, a los ordenadores…

Desde el antropocentrismo se dice que comer y criar animales ha sido necesario para evolucionar. Desde los textos religiosos “sagrados” se ha planteado que el hombre tiene a su servicio la naturaleza y, por supuesto, a los animales…

Bueno, digamos que todo lo que dicen los textos sagrados sin excepción es mentira, y desde un punto de vista científico no tiene valor.

Lo que es cierto es que nosotros, los homo sapiens, somos animales y desde el punto de vista de la alimentación, omnívoros oportunistas: comemos de todo como los chimpancés, adaptándonos a las diversas zonas del planeta… El ser humano es polivalente y puede comer de maneras distintas, lo que no da igual: hay cuestiones morales y de salud por las que podemos decidir qué comer.

En muchos lugares y fiestas, los animales ocupan el lugar de un chivo expiatorio… Toros, gallos, cabras ¿De dónde vienen estas “tradiciones” que tiene nuestro país?

Tu mismo lo has dicho; el chivo expiatorio por definición es un chivo, un animal.
El chivo viene de los evangelios, de la costumbre judía de sacar los pecados de la gente y meterlos en un chivo que cargaba con ellos y al que mandaban a otra parte. Ese chivo recibía los castigos que merecía el pueblo en sintonía con una mentalidad mágica y primitiva. Pero esto no es nada español. Las corridas de toros estaban por todas partes; hasta el siglo XVIII en Inglaterra eran muy populares, se peleaban con los perros bulldogs y había apuestas. Un espectáculo bochornoso que la ilustración prohibió.

En Bélgica se subían gatos a las torres de las iglesias y se tiraban. No hay que pensar que esto se hacía sólo con animales no humanos. Lo más popular eran las ejecuciones de herejes o delincuentes, a plena luz y en las mayores plazas. A las matanzas asistían las madres con la tortilla y los niños. En Madrid se hacía todo en la plaza real: corridas y quemas de herejes. No había televisión, ni libros, salvo para los curas. Para alguna gente estos espectáculos eran un verdadero entretenimiento.

Vaya… ¿En qué nos diferenciamos del resto de animales?

En el lenguaje. Tú y yo hablamos y no puedo hacerlo con otro no humano. Esta es la raíz de que tengamos política, Internet, derechos. Todo esto viene del lenguaje y los demás animales no lo hacen. Pero cada uno tiene sus características: nosotros no producimos miel como las abejas. Ningún animal de una especie humana tiene derechos humanos. Podemos crear derechos gallináceos (para que no padezcan en las granjas), pero no derechos humanos para las gallinas…

¿Podríamos legislar para que un lobo no ataque a una cabra?

Pues no, no tiene sentido porque un lobo es un carnívoro y está cumpliendo con su obligación genética.

¿Y cuál sería la nuestra obligación genética con respecto al resto de animales…?

Nuestra preocupación con los animales es reciente y consecuencia de un nivel de desarrollo intelectual y moral que hemos tenido. Normalmente, los animales viven en la naturaleza y sólo se preocupan por sus hijos y crías porque la vida es muy dura. La moral, la ciencia, la filosofía son unos lujos morales que nos permitimos una vez que hemos alcanzado un cierto grado de desarrollo, y entonces podemos pensar y afianzar nuestra sensibilidad.

Comentarios

6 comentarios en el artículo “Jesús Mosterín: “El toreo es el cutrerío en su estado puro””

  1. Armando en 5-marzo-2010 11:14 am

    Uff,

    Empezar con una frase así

    El toreo es el cutrerío en su estado puro

    Deja pocas opciones, en todo caso, el argumento central, en mi opinión es, en palabras de Savater:

    no creo que la suerte del toro de lidia sea la más digna de compasión… al menos entre quienes comemos carne de vacas, cerdos o aves de corral y gastamos zapatos y bolsos de piel. Me parece que la vida de los toros y hasta su cuarto de hora final de batalla dolorosa sería envidiada por muchos de los animales que están a nuestro servicio… si pudieran conocerla

    Pero hay algún otro de importancia, sí.

  2. David en 6-marzo-2010 8:48 pm

    Es curioso que se trate de desacreditar la opinión de alguien que aboga por el fin de la tauromaquia basándose en la existencia de otras realidades, a todas luces mucho más crueles e injustas, pero que son del todo normales en nuestra sociedad.

    La línea básica de argumentación es la que sigue: Es absurdo cuestionar A cuando existen prácticas como B o C mucho más reprobables.

    Estoy totalmente perplejo. ¿Es que acaso no se dan cuenta de que ese argumento está totalmente cojo? Hay parte de verdad en él, pero solo la parte que les interesa.

    Analicemos el argumento. Comenzamos por lo que es verdadero.

    B y C son prácticas mucho más reprobables que A.

    O lo que es lo mismo, traducido al caso que nos ocupa:

    Existen prácticas, como el hecho de tener hacinados a cerdos y vacas durante toda su vida para luego matarlos y comernoslos, que son mucho más reprobables que el hecho de hacer sufrir a un toro durante el intervalo de tiempo no superior a la hora.

    Pero todos sabemos que no nos podemos quedar en este punto de la argumentación. tenemos que revisar la validez moral de cada uno de los actos que estamos analizando, de forma independiente. Que llegamos a la conclusión de que A no es ético, pues debemos criticarlo, y lo mismo con B y con C.

    Si al realizar un juicio de valor sobre los festejos taurinos llegamos a la conclusión de que son inaceptables desde el punto de vista ético, no nos queda otra que rechazarlos.

    Es evidente que existe una clara relación entre los festejos taurinos y otros tipos de explotación animal, pues en todos estos actos debemos considerar el sufrimiento infligido a los animales.

    Yo hice este mismo ejercicio analítico hace algunos años, y ´llegué a la conclusión ineludible de que hacer sufrir a un animal de forma innecesaria no es ético. Muchos han llegado a esta misma conclusión cuando se trata de casos en los que se explota a los animales con fines de entretenimiento, como son los festejos taurinos o los circos con animales.

    Sin embargo, debemos repensar toda la relación que tenemos con el resto de animales, examinando algunos de los dogmas generalmente aceptados en nuestra sociedad, como el que dice que es necesario comer carne y pescado. Y con respecto a este ultimo tema, he de decir que yo (al igual que miles de personas en toda España y millones en todo el mundo), soy la prueba viviente de que es posible tener una dieta rica y totalmente saludable sin recurrir a ningun tipo de alimento de origen animal.

  3. Armando en 8-marzo-2010 2:06 pm

    ¿El toro realmente sufre?

    ¿Las dehesas destinadas a la cría del toro son espacios que podrían conservar su riqueza y diversidad biológica caso de que el toro deje de ser rentable?

    ¿Qué papel juega la figura del indulto en todo esto?

    Entiendo que somos un animal(¿?) omnívoro por cuestiones de supervivencia (no hay otro ser vivo como nosotros en esto) y que una evolución hacia una dieta sin carne ni pescado por “progreso ético/moral” o por cuestiones de avances tecnológicos, me da igual, podría justificarse en el plano teórico (en cualquier caso estaría bueno saber como sobrevivir sin carne o pescado en entornos, digamos, menos favorables para ese tipo de excentricidades primer mundistas) pero…

    ¿podríamos eliminar los placeres de la carne sin eliminar otros placeres perfectamente inútiles como el sexo por el sexo? Al fin y al cabo el cura de mi pueblo en apariencia es la prueba viviente de que se puede ser un tipo saludable sin recurrir a esos otros alimentos de origen animal.

  4. EDU en 23-abril-2010 5:14 pm

    Admiro muchisimo al Dr.Mosterin,y su posicion sobre las corridas de toros me parece la mas digna,la otra vez estubo en mi ciudad LIMA y fue al programa del Dr. DENEGRI,lo malo es q este no le pregunto nada sobre este tema,sera por q DENEGRI es aficionado a la gallistica,lo cierto es q Mosterin lo hizo añicos,Mosterin si q es un intelectual a carta cabal!!!

  5. Freddys del Toro Diaz en 15-junio-2012 4:51 pm

    España debe estar orgullosa de un Hombre de la talla y la intelectualidad de Jesus Mosterin.Le estoy haciendo seguimiento a sus escritos desde Colombia.La tauromaquia tiene claros orìgenes africanos, a travès de la Isla de Creta y la toda la cultura cretense desarrollada en esa isla que pasaron a Grecia.Aunque son afrodescendiente, (negro) no me siento de esa tradiciòn que demuestra el estado de barbarie en que estan los paises que la siguen practicando.Creo que es hora de que España se reivindique con el mundo y con los animales.Que por fin llegue la ilustraciòn:Mosterin es su vanguardia.

  6. Marco Antonio en 30-octubre-2012 2:08 pm

    Llego bastante tarde pero es que he visto varias cosas que no puedo dejar de contestar.

    Por partes: en cuanto al “argumento” de Savater que presenta Armando es tan inútil que basta con con aceptarlo para mostrar su inanidad. Sí, no hay que quedarse calvo para concluir que asesinar a diez personas es peor que asesinar a una solo pero de ahí no se sigue la defensa de los asesinatos de uno en uno, es absurdo. De todos modos habría que discutir si la tortura dura solo 20 minutos.

    ¿Eso de si el toro sufre lo pregunta usted de verdad? ¿Sabía usted que la crianza de raza brava (¿?) solo supone un 20% de la explotación de las dehesas? ¿Acaso piensa que en lugar de animales el ser humano es una planta? Me he hecho todas esas preguntas y más porque me ha dejado usted perplejo.

    Cuando sacan a relucir las condiciones de las reses en el matadero olvidan que existe una lesgislación europea que pretende disminuir al mínimo posible el malestar de los animales en las explotaciones ganaderas, legislación, que por cierto, en las corridas de toros se la saltan a la torera y nunca mejor dicho.

    Ya no sigo más porque sacarle de su ignorancia es una tarea árdua y no tengo ganas de contestar completas tonterías como su referencia al sexo.

    Un saludo.

¿Quieres dejar un comentario?