Investigación en la industria eólica

Investigadores de la Universidad de Valladolid participan en un proyecto de la UE para desarrollar materiales más ligeros en la industria eólica

En la última década, el grupo de excelencia de Física y Química de los Sólidos de la UVa ha trabajado en cinco grandes proyectos europeos
Su labor en el proyecto “Nancore”, será la de fabricar los nuevos materiales a escala de laboratorio

Un grupo de investigadores del Laboratorio de Materiales Celulares del Departamento de Física de la Materia Condensada de la UVa participa desde octubre de 2008 en el proyecto “Nancore”, que persigue el desarrollo de nuevos materiales celulares para el aligeramiento de estructuras en la industria eólica y en las del transporte marítimo y ferroviario. Este proyecto está financiado por la Unión Europea dentro del VII Programa Marco de investigación y cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros.

“Nancore” está formado por trece entidades que colaboran entre sí. Entre ellas hay empresas, fábricas de materias primas y agrupaciones de científicos. El proyecto está liderado por la multinacional danesa “LM Glasfiber”, dedicada a la fabricación y comercialización de palas para generadores eólicos. En el ámbito empresarial también participan las compañías “Azimut Beneti” y “Focal Limited”, fabricantes de yates y de trolleys para el sector ferroviario respectivamente. Estas tres empresas se beneficiarán de la tecnología obtenida del proyecto.

Entre los participantes también se encuentran dos fábricas que proveerán las materias primas necesarias para la investigación. La primera, de nacionalidad Belga, es “Huntsman Polyurethanes”, fabricante de poliuretanos, y la segunda, procedente de Suiza, es “Sekisui Alveo AG”, dedicada a los polipropilenos.

El resto de colaboradores, los científicos, proceden del sector académico europeo. Entre ellos se encuentra el grupo del Laboratorio de Materiales Celulares del grupo de excelencia de Física y Química de los Sólidos de la UVa, dirigido por Miguel Ángel Rodríguez y compuesto por diez personas.

En los últimos diez años, estos investigadores de la Universidad de Valladolid han participado en cinco grandes proyectos europeos. Gracias a su reconocido prestigio internacional en el campo de los materiales ligeros, el grupo se encarga de una de las áreas clave del trabajo: la fabricación de los nuevos materiales a escala de laboratorio. En este sentido, sus miembros usarán los conocimientos y tecnologías que han desarrollado en los últimos años en el campo de los materiales microcelulares, para lograr espumas muy ligeras en las que se usarán aditivos de tamaño nanométrico para poder cumplir con las excelentes propiedades mecánicas requeridas para su implantación en las industrias que precisen aligerar estructuras mediante materiales más rígidos y con menos peso.

Esta nueva tecnología, sería, además, más sostenible y respetuosa con el medio ambiente, ya que sustituiría a los materiales utilizados actualmente para la fabricación de palas de aerogeneradores, trolleys ferroviarios o piezas de yates, como son la madera de balsa y el PVC. Además, sería susceptible de competir con los materiales fabricados en Estados Unidos o Japón, más avanzados que los europeos.

Comentarios

¿Quieres dejar un comentario?

Tienes que haber iniciado sesión para escribir un comentario.