Estrenos

RASTRO OCULTO

Los asuntos escabrosos relacionados con la red están de moda… Un caníbal que busca cita en Internet, que la encuentra; un plato poco común, miembro viril. Un espectáculo al alcance de los usuarios… El Thriller Rastro oculto gira también en torno a un depredador cibernético. El número de víctimas (como en la tele basura) depende del número de visitas que registre su página web (o sea, la audiencia). Los agentes del FBI, sagaces como siempre, se desharán en sudor y lágrimas para dar con el asesino; a la cabeza de la investigación, Jennifer Marsh (Diane Lane). Una vez más, la realidad supera a la ficción.

LA FAMILIA SAVAGES

Wendy (Laura Linney) y Jon (Philip Seymour Hoffman) son dos hermanos que rehicieron sus vidas, cada uno por su cuenta, lejos de su familia, hostil como otras muchas. El grave estado de salud de su padre les fuerza a reunirse de nuevo y a vivir bajo el mismo techo. Los dos habrán de dejar de lado su ajetreada vida (ella como autora teatral y él, como profesor de facultad) para revivir una infancia poco querida y enfrentar exigencias de la moralidad. La familia Savages, segunda película de Tamara Jenkins, es una tragicomedia tranquila, ideal para un domingo lluvioso.

LA EDAD DE LA IGNORANCIA

Denys Arcand cierra con La Edad de la Ignorancia una trilogía que inició con El declive del imperio americano y continuó con Las invasiones bárbaras. La constante es que personajes intelectuales se sienten acosados e inseguros por el “engorilamiento“ colectivo, la ignorancia masiva y el inexorable paso del tiempo; comparten ciertos rencores hacia la vida y, sin embargo, no se la perderían por nada del mundo; les une su pasión por el sexo, les gusta más hablar sobre ello que practicarlo… Los guiones de Arcand destacan siempre por su ingenio y su acidísima ironía. En este caso, su alter ego es un funcionario que trata de escapar a su pudenda monotonía con su fantasía.

ELEGY

La nueva película de Isabel Coixet se llama Elegy y es la adaptación de una novela de Philip Roth. Casi todos nos hemos enamorado alguna vez del profesor de ética; en este caso es el docente (Ben Kingsley), acostumbrado a la seducción, quien cae en las redes de una de sus alumnas (Penélope Cruz). Los críticos coinciden en destacar que la versión cinematográfica desmerece el texto original; la razón principal, ese exceso sentimental que viene caracterizando los trabajos de la cineasta barcelonesa (La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mí, A los que aman, Cosas que nunca te dije…). Un strip tease del alma y, sin embargo, es el cerebro el que se queda desnudo.

Comentarios

¿Quieres dejar un comentario?