Entrevista a Javier Sierra

POR ENRIQUE FREIRE Y FRANK G. RUBIO

“Aunque en la burbuja de Occidente nadie parezca enterarse, vivimos en un planeta en guerra”
Javier Sierra (Teruel 1971), es una de las figuras más relevantes en el ámbito editorial relacionado con lo oculto y lo paranormal. Dirige la revista Más Allá de la Ciencia y ha dirigido recientemente un exitoso, e interesante, programa de televisión sobre estas cuestiones: El otro lado de la realidad.
Fundamentalmente, sin embargo, Javier es un escritor consagrado. La cena secreta (2004), su última novela, ha sido finalista en el prestigioso Premio de Novela Ciudad de Torrevieja (III edición).
Con anterioridad había publicado en el plano narrativo, La dama azul (1998), Las puertas templarias (2000) y El secreto egipcio de Napoleón (2002). Su estilo narrativo mezcla admirablemente el rigor documental con la intriga y el thriller. Es también autor de varios
ensayos sobre temática OVNI.

La cena secreta, tu última novela, trata sobre el cristianismo esotérico y su enfrentamiento con las posiciones ortodoxas, en un marco medieval-renacentista. ¿Piensas que es una cuestión vigente?

Sin duda. La Iglesia es la institución más longeva de Occidente, ha influido más que ninguna otra en el asentamiento de las bases de nuestra civilización, y pese a sus esfuerzos por presentar una cara única y compacta, su trastienda está llena de pensamientos diversos e incluso antagónicos. Comprenderla en su conjunto es entender mejor la Historia de todos nosotros. Por eso está tan vigente.

¿Existe realmente el Priorato de Sión? Y, si es así, ¿qué papel juega en la dinámica actual de la Unión Europea?

El Priorato de Sión se creó a mediados del siglo XX y trató de influir en la política francesa después de la ocupación nazi y la II Guerra Mundial, buscando la restauración monárquica entre otros objetivos, y basándose para ello en supuestos lazos de sangre de determinadas familias con Jesús y María Magdalena. Su influencia visible en la Unión Europea es insignificante, aunque me consta que en el pasado trataron de conducir el pensamiento de algunos clanes
de la nobleza europea.

Tu programa, El otro lado de la Realidad, combina con inteligencia la divulgación y la investigación. ¿Cómo lo ves con relación a otros programas míticos del pasado como, por poner un ejemplo, La puerta del misterio?

Creo que El otro lado de la realidad es un formato que hereda muchas cosas de aquellos que en los años 80 ideó Fernando Jiménez del Oso, aunque adaptado a las modernas exigencias de la televisión en cuanto a ritmo, imagen y necesidades didácticas. Pero ambos parten de una misma premisa: que sean verdaderos expertos o especialistas en cada campo los que ilustren al espectador sobre determinados hechos inexplicables de la ciencia, la historia o la religión. Creo que los debates televisivos de los 90, en los que cualquiera pontificaba sobre materias que no le habían preocupado ni ocupado en toda su vida, pero lo hacía con vehemencia y hasta mala educación, deben ser ya desterrados del panorama televisivo. Algún día nos avergonzaremos de esa clase de televisión.

Temas como los Iluminati o el Priorato de Sión, que fueron tocados en diversos aspectos hace ya años, ahora se han convertido en acontecimientos editoriales masivos. ¿Por qué crees que reaparecen? ¿Puro marketing, azar, algo más?

Los últimos acontecimientos mundiales (la pertenencia de los Bush a la criptosociedad “Skull&Bones”, las mentiras oficiales respecto a las guerras de Bosnia, Irak o África, etc…) han hecho comprender a millones de personas que la realidad nunca es tal y como nos la cuentan los telediarios. Aunque en la burbuja de Occidente nadie parezca enterarse, vivimos en un planeta en guerra. Y durante las guerras, la verdad es siempre la primera víctima. Por eso muchos han tratado de comprender los hilos que mueven el mundo en la historia de sociedades secretas como los Iluminati o los Prioratos, pero muchas de esas sociedades han “caducado” hace tiempo y han sido sustituidas por otros clubes de poder de los que aún nadie ha hecho mención.

Las versiones conspirativas de la realidad parecen tener dos vertientes, una más popular y otra más elitista “para iniciados”, ¿cómo percibes esta cuestión?

Esos niveles de lectura se pueden encontrar en todos los órdenes de la vida. A mayor información, más posibilidades de analizar un hecho. Aunque también es más fácil caer en el pozo de la intoxicación informativa, con la que se bombardea a diario esos círculos que llamáis “de iniciados”.

SIDA, Efecto 2000, 11-S, 11-M, guerras, hambrunas y, ahora, maremotos: algo está pasando. Como especialista en cuestiones paranormales y como ser humano, ¿qué crees que está en marcha?

El mayor cambio por venir es el climático. Nuestro planeta ya ha pasado por varios procesos bruscos de alteración del clima. El último, hace nueve mil años, congeló “en el acto” a rebaños enteros de mamúts en Siberia y cambió los perfiles costeros de todo el planeta, dejándolos tal y como son hoy. Hay serios indicios para pensar que algo así puede estar llegando… de nuevo. Pero nadie habla de ello.

¿Qué estás preparando ahora?

Permitidme que lo mantenga… discreto.

Comentarios

¿Quieres dejar un comentario?