Crucifijos (y minaretes)

9-Diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por generacion.net

…Si se trata de que el católico muy respetablemente se reconforte contemplando en los lugares de todos los signos de su fe, puede llevarlos consigo y nadie ha de impedírselo ni ponerles trabas. Pero, ¿añade algo el obligar al no creyente a tener sobre la cabecera de su cama o encima de la pizarra de la clase la representación de la Cruz y el Crucificado? Para molestar no lo quieren, seguro que no, pero, entonces ¿para qué?, Dura lex.

La blogosfera arde de opiniones sobre minaretes y crucifijos. En esta misma revista, Santiago Navajas plantea alternativas frente al vacío nihilista. Vale quitamos los crucifijos. Pero, ¿qué ponemos?

Sobre los minaretes destacamos la “exigente” propuesta de Manuel Molares do Val en sus Crónicas Bárbaras: “los alminares se verán con simpatía en Europa o en cualquier parte del mundo, y se creerá en la Alianza de Civilizaciones cuando los líderes musulmanes, también Erdogan, proclamen que en toda tierra islámica actual cualquiera puede propagar libremente su fe o su ateísmo”. Al respecto es muy interesante el matiz riguroso de José Martínez de Velasco en su “espacio cristiano”.

Otro cristiano sereno, y además teólogo, hace una sugerente invitación: ¡Atrévete a pensar!

Volvemos a las guerras de religiones. ¡Viva el progreso!

Comentarios

¿Quieres dejar un comentario?