Atopía

28-febrero-2010 · Imprimir este artículo

Por

La exposición ‘Atopía. Arte y ciudad en el siglo XXI’, producción del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), aglutina 41 miradas de artistas que “hablan desde la experiencia de malestar urbano, no sobre ella”, por lo que no es una muestra temática sino de reflexión en la que participan artistas como David LaChapelle, Sergio Belinchón, Oleg Dou y Tim Eitel.

Sin textos de acompañamiento porque “ha habido un exceso de explicaciones en el arte contemporáneo”, según el director del centro y comisario de la muestra, Josep Ramoneda, la muestra se podrá ver hasta el 24 de mayo y recoge también obras -en su mayoría, fotografías y esculturas, aunque también hay liezos y un tapiz donde la Sagrada Familia toma aires moscovitas- de AES+F, Hicham Benohoud, Nuno Cera, Andreas Gursky, Rogelio López Cuenca y Philip-Lorca diCorcia.

Partiendo de un prologo de Thomas Ruff sobre el atentado a las Torres Gemelas, la muestra, la primera que dedica el CCCB al arte contemporáneo, trata de esa atopía, del sentimiento de malestar del individuo frente a la ciudad del presente que no es el paraíso soñado de la utopía, hasta cerrar con la fotografía ‘Last Supper-Gaza’ (2008) de Vivek Vilasini.

Ramoneda aseguró que el terrorismo suicida rompió la baraja del “protocolo mínimo” basado en el diálogo, en última instancia, porque ninguna de las partes quiere morir, y extendió el miedo en este presente “intenso y muy continuo” en el que nos encontramos tiene que “abrir las ventanas” hacia el futuro, que ignora a la vez que menosprecia el pasado.

El otro comisario, Iván de la Nuez, aseguró que las 168 piezas que forman la muestra están localizadas “a partir de un síntoma, no ilustran una teoría sino que desgranan discursos muy distintos” incluso de los mismos temas, como es la ciudad de Barcelona.

El nombre de “Atopía” responde al sentimiento de malestar del individuo frente a la ciudad del presente la cual no representa, en ningún caso, el paraíso soñado o prometido que nos ofrece la utopía, ha explicado De la Nuez.

Con el título de ‘Atopía’ se hace referencia a ese malestar, “el picor” –el vocablo proviene del campo de la alergia– que produce esa situación urbana sobrecogedora y que, “aunque no sepas qué te pasa”, te molesta, explicó De la Nuez.

Las Torres gemelas en una pieza pixelada de Thomas Ruff, una obra que se desdibuja cuando el espectador se acerca, es una de las obras de esta exposición que pone en diálogo a una serie de artistas de procedencias diversas desde la constatación de un malestar y de una voluntad de ir más allá, según Ramoneda.

La muestra recorre la tensión entre la ciudad y el habitante con trabajos como el videográfico “Bleeding men”, de la sueca Loulou Cherinet, o la cita con la historia de los rumanos Mona Vatamanu y Florin Tudor.

Los dos creadores rumanos proponen quince óleos sobre tela, una tribuna y micrófono en el centro de la sala, junto a un audio libro con el texto del Manifiesto Comunista, para confrontar el uso de la bandera roja y los símbolos de la resistencia o de un régimen totalitario.

El español Carlos Irijalba presenta una técnica mixta a partir de una pieza de automóvil original en “Überlegung”, una obra cedida por el Ayuntamiento de Pamplona y planteada en Berlín.

En el apartado dedicado a la ciudad sin el habitante, el portugués Nuno Cera exhibe sus fotos tomadas desde habitaciones de hoteles en la que se superpone a una persona en una cama sobre una ciudad, entre ellas la de Barcelona.

Las joyas de plata de Carlos Garaicoa evocan lugares de tortura, como la base naval estadounidense de Guantánamo en Cuba, el Estadio de Santiago de Chile o las policías secretas Stasi o KGB.

El asturiano Dionisio González reproduce áreas hiperdegradadas del mundo y enfoca sus fotos en aldeas flotantes en las que coloca una maqueta de casa realiza por él mismo en 3D que convertirá en real a partir de un proyecto en las laderas de la montaña de Busán en Corea del Sur.

El salmantino Enrique Matas muestra cuatro esculturas de hombres en pijama enfermos y ensangrentados y el óleo sobre tela de Dana Schutz “una autopsia de Michael Jackson”.

El mexicano Gino Rubert hace protagonistas a los periodistas en una pintura; el venezolano José Antonio Hernández-Díez muestra en un vídeo lo que es conducir en Caracas, y ya en la apoteosis urbana y la fotografía digital el venezolano Alexander Apóstol enseña anuncios de perfiles gais que se exhiben en una web de contactos.

Una foto de Jesucristo sermonenado a los raperos y bandas juveniles y de la Sagrada Familia con minaretes islámicos, de los rusos “AES”, concluyen el recorrido que se cierra con una santa cena de trece mujeres con velos negros del indio Vivek Vilasini que quiere recordar las protestas de Gaza

Toyota Yaris – Rock in Rio y el medio ambiente

El compromiso de TOYOTA con la música le ha llevado a convertirse en patrocinador social de una de las citas musicales más importantes, el festival “Rock in Rio”. A partir del 27 de junio podremos presenciar la actuación de las grandes leyendas de la música, como el sesentero Bob Dilan, la reaparición de The Police o Lenny Kravitz. Entre los españoles destaca el roquero Loquillo, que presentará su último proyecto “Balmoral”, El Canto del Loco o Estopa. Los partidarios de la música electrónica se entonarán al ritmo de los mejores dj´s del momento, como David Guetta, Carl Cox o Satoshi Tomiie. Hasta un total de setenta artistas estarán presentes en la Ciudad del Rock de Arganda del Rey y actuarán durante más de noventas horas.

La estrecha colaboración entre la organización del festival y la marca internacional de coches ha permitido la aparición del TOYOTA YARIS ROCK IN RIO. Esta nueva versión del YARIS está especialmente pensada para quienes quieran disfrutar de la buena música con el mejor sonido, no sólo durante los dos fines de semana del festival.

Para ello incorpora de serie un equipo multimedia Sound Driving. Incluye Supercat con navegador TomTom, Radio CD y 6 altavoces de excelente calidad sonora. El navegador, con software TomTom Go y pantalla táctil extraíble, dispone de conexión manos libres Bluetooth para teléfonos móviles compatibles y también de una toma auxiliar USB que le permitirá conectar su reproductor iPod o introducir canciones a través de una memoria USB.

TOYOTA se ha tomado muy en serio la lucha contra el cambio climático, y puede presumir de comercializar desde hace más de diez años el modelo híbrido “Prius”.

Como patrocinador social de Rock in Rio y en colaboración con la ONG “Apadrina un árbol”, está promoviendo la reforestación y limpieza de los montes que rodean la Dehesa de los Solanillos (Guadalajara), asolados por un incendios en julio de 2005.

Contra el cambio climático

Bajo el lema “¿Estás implicado?” Acciónatura –una de las primeras ONG españolas dedicada a la restauración de los ecosistemas naturales- en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, ha puesto en marcha la segunda parte de la campaña de cambio climático en cerca de 50 universidades españolas.

En esta oportunidad, invita a los universitarios a investigar sobre las causas y las soluciones de la deforestación, responsable de casi una tercera parte de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Entre las iniciativas de esta organización, también se encuentra el proyecto “Los crímenes de Lucindo” que intenta a través de un juego interactivo reflexionar sobre la situación de un paraje forestal situado en la Mata Atlántica de Brasil, seleccionado como ejemplo y muestra representativa del problema de la deforestación en todo el mundo. Mediante este tipo de recurso, intentan demostrar que aún es posible innovar en los canales de comunicación para sensibilizar e involucrar a la población en la necesidad de modificar los hábitos para mitigar los impactos del cambio climático.

Cómo podemos contribuir en la lucha contra los efectos del cambio climático, cuestiones prácticas:

• Apaga las bombillas de los lugares donde no se encuentre nadie y al salir de una habitación.

• Es importante conocer al comprar algún artefacto, si existen líneas de reciclado y recogida para el momento en que quieras deshacerte de él.

• Usa el coche de una manera más razonable, en cortas distancias procura caminar, ir en bicicleta, compartir el trasporte con otras personas cercanas y así evitar doble consumo de energía fósil.

• Trata de consumir productos sostenibles, como modelos de comercio justo, amigables al entorno, orgánicos y que manejan adecuadamente sus residuos y su proceso de elaboración.

Y recuerda que: “Todos somos cómplices de los crímenes de Lucindo”