RSF destaca el papel de Internet y la la hipocresía de Occidente

Reporteros Sin Fronteras

Este martes, la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha hecho público el informe anual correspondiente a 2010 situando a España en el puesto 39 de su ranking de países en relación a la libertad de prensa. Por delante de España aparecen innumerables países como Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Surinam, Sudáfrica o Jamaica. Aunque, el número uno es otro año más para Finlandia.

En esté informe se señala que ETA continúa poniendo en el “punto de mira” a varios medios de comunicación y que 57 periodistas han muerto en 2010 en todo el mundo, pero también considera que el  año pasado fue el de la “explosión de Internet”. El estallido cibernetico del que habla RSF ha tenido su maxima expresión en el mundo árabe,  donde la población del norte de África harta de los regímenes dictatoriales impuestos o sostenidos por occidente, se ha echado a la calle para reclamar espacios de libertad, progreso democrático, trabajo digno y la esperanza de un futuro mejor.

Por lo visto a las élites dominantes de esos países el juego se les ha ido de las manos, no se han dado cuenta que la falta de libertad es difícil de aguantar, pero lo es aún más padeciendo hambre. El ser humano ha demostrado que en ocasiones a cambio de seguridad, bienestar , dinero o comida es capaz de meterse en una jaula de oro haciendo la vista gorda ante la vulneración de derechos  fundamentales como el de la libertad de expresión.

Ahora bien: ¿quién es el guapo que se mete o se mantiene en una cárcel mugrienta en la que no dan de comer y encima no protesta?. Tal vez por esto la ribera sur del Mediterráneo vive una ola de cambio sin precedentes. La población jóven del norte de África se ha echado a la calle y con su acción de protesta continua han logrado que cayeran regímenes con décadas de antigüedad como el de Túnez y Egipto, no solo han logrado eso, si no que como toda causa crea un efecto, el dominó no se ha hecho esperar y los ciudadanos de Libia, Bahréin, Argelia, Marruecos, Jordania y Yemen, han seguido su ejemplo y aunque por ahora han tenido menos suerte también se han echado a las calles para reclamar libertad.

Sin ninguna duda en todas estas acciones emprendidas en algunos países árabes la red ha jugado un papel fundamental. Para dar una muestra clara de su importancia solo tenemos que recordar que aunque en Túnez el desencadenante de las protestas fue el suicidio del jóven Mohamed Bouazizi, que se quemó a lo bonzo en protesta porque la policía le impidió vender su fruta. Fue Anonymus quien hizo que la llama siguiera encendida. Túnez no era noticia cuando debía serlo y los activistas digitales llamaron a Anonymous.

El grupo se puso manos a la obra y bombardeando sin contemplaciones la infraestructura digital del gobierno de Túnez y convirtierndo en noticia internacional la brutal represión de la dictadura “aceptada”. Tras las acciones emprendidas por Anonymouss los jóvenes y los no tan jóvenes se animaron y encontraron en la red una vía de comunicación no regulada por el estado, una via que les permitía organizarse, darse ánimos, o transmitirle al mundo lo que estaba pasando, logrando de este modo destapar la caja de los truenos.

Según Malén Aznárez, vicepresidenta de la sección española de RSF lo que ha ocurrido en estos países, en especial en Egipto y Túnez, sirve para destapar la hipocresía de Occidente, que ha apoyado a estos regímenes férreos que asesinan a periodistas”. “Ahora, cuando enviados especiales de los medios de países occidentales sufren en sus propias carnes la falta de libertad de prensa es cuando se enteran de lo que llevamos años denunciando desde RSF” dice Malén Aznárez , que además añade “sin la ayuda de la Red, que sirvió para convocar las protestas populares burlando el control oficial sobre los medios” el cambio de régimen “hubiera sido imposible”.

Una vez consumado el cambio de régimen, RSF ha vuelto a viajar a Túnez y sostienen, en otro informe de este mes, que “los periodistas viven un periodo histórico en el que su libertad es respetada por primera vez”, aunque “la censura no ha desaparecido por completo”, por lo que apuesta por medidas legislativas que “garantice de manera duradera la libertad de expresión”.

Para Malén Aznárez, “La red se ha convertido en un espacio en el que se pueden pedir cuentas a los poderosos en el Magreb y en otros lugares” . Así mismo la Vicepresidenta de RSF destaca la conmoción por el asesinato, en julio, del bloguero Khaled Mohammed Said a manos de dos policías cuando salía de un cibercafé de Alejandría, como uno de los elementos claves de la decidida apuesta por no ceder en la lucha por la conquista de la democracia.

RSF asegura que Las redes sociales y los nuevos medios “permiten a las poblaciones volver a tomar posesión de la información y cuestionar el orden social” el informe de la ONG añade que el ciberespacio se convierten en el lugar de concentración de los militantes a quienes se impide salir a la calle” Tampoco  se olvidan de Wikileaks y aseguran que La web de filtraciones dirigida por Julian Assange “ha hecho temblar especialmente al mundo político” la ONG destaca la importancia de Internet para exigir transparencia a gobiernos y otras entidades e instituciones.

Para Reporteros sin Fronteras es relevante que el cablegate haya permitido “revelar” temas importantes para la libertad de prensa como “las circunstancias” de la muerte del cámara español José Couso el cámara de Telecinco que fue abatido por el ejército estadounidense en Bagdad (Irak) en 2003, y que, según los documentos difundidos por Wilikeaks el pasado mes de noviembre, altos cargos del Gobierno español habrían actuado en connivencia con la diplomacia norteamericana para archivarlo. denuncian, que “ciertos países se han lanzado a una auténtica cruzada contra el sitio”, especialmente EE UU.

Advierten del peligro de  que como resultado de  la reacción de algunos países que censuran los contenidos en la red se desarrollen intranets nacionales desconectadas” del resto de Internet. También denuncia las detenciones de internautas o blogueros y su vigilancia  -, y otras estrategias como, “la manipulación (mediante la redirección de las entradas hacia sitios “aprobados”) y ofensivas “en los foros de discusión”, ahogando los mensajes críticos. En la “ciberguerra”, los internautas responden a estas medidas con sus propias armas: “cifrado de los correos electrónicos, proxies y herramientas para eludir la censura cada vez más sofisticadas” o, simplemente, creando asociaciones y colectivos.

RSF también destaca que mientras algunos países  convierten el acceso a Internet en “derecho fundamental” convirtiéndolo en un “paraíso cibernético para blogueros y periodistas ciudadanos”, en otros países, como el nuestro, se utilizan como excusa “la lucha contra la pornografía infantil o contra el robo de la propiedad intelectual” para aprobar lo que en realidad son mecanismos censores y no reguladores de la red.

RSF destaca el papel de Internet y la hipocresía de Occidente

Este martes, la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha hecho público el informe anual correspondiente a 2010 situando a España en el puesto 39 de su ranking de países en relación a la libertad de prensa. Por delante de España aparecen innumerables países como Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Surinam, Sudáfrica o Jamaica. Aunque, el número uno es otro año más para Finlandia.

En esté informe se señala que ETA continúa poniendo en el “punto de mira” a varios medios de comunicación y que 57 periodistas han muerto en 2010 en todo el mundo, pero también considera que el que el año pasado fue el de la “explosión de Internet”. El estallido cibernetico del que habla RSF ha tenido su maxima expresión en el mundo árabe, en donde la población del norte de África harta de los regímenes dictatoriales impuestos o sostenidos por occidente, se ha echado a la calle para reclamar espacios de libertad, progreso democrático, trabajo digno y la esperanza de un futuro mejor.

Por lo visto a las élites dominantes de esos países el juego se les ha ido de las manos y no se han dado cuenta que la falta de libertad es difícil de aguantar, pero lo es aún más padeciendo hambre. El ser humano ha demostrado que en ocasiones a cambio de seguridad, bienestar , dinero o comida es capaz de meterse en una jaula de oro haciendo la vista gorda  sobre la inculcación de derechos que deberían ser fundamentales como la libertad de expresión.

Ahora bien: ¿quién es el guapo que se mete o se mantiene en una cárcel mugrienta en la que no dan de comer y encima no protesta?. Tal vez por esto la ribera sur del Mediterráneo vive una ola de cambio sin precedentes. La población jóven del norte de África se ha echado a la calle y con su acción de protesta continua han logrado que cayeran regímenes con décadas de antigüedad como el de Túnez y Egipto, no solo han logrado eso, si no que como toda causa crea un efecto, el dominó no se ha hecho esperar y los ciudadanos de Libia, Bahréin, Argelia, Marruecos, Jordania y Yemen, han seguido su ejemplo y aunque por ahora han tenido menos suerte también se han echado a las calles para reclamar libertad.

Sin ninguna duda en todas estas acciones emprendidas en algunos países árabes la red ha jugado un papel fundamental para dar una muestra clara de su importancia. Solo tenemos que recordar que aunque en Túnez el desencadenante de las protestas fue el suicidio del jóven Mohamed Bouazizi, que se quemó a lo bonzo en protesta porque la policía le impidió vender su fruta. Fue Anonymus quien hizo que la llama siguiera encendida. Túnez no era noticia cuando debía serlo y los activistas digitales llamaron a Anonymous.

El grupo se puso manos a la obra y bombardeando sin contemplaciones la infraestructura digital del gobierno de Túnez y convirtierndo en noticia internacional la brutal represión de la dictadura “aceptada”. Tras las acciones emprendidas por Anonymouss los jóvenes y los no tan jóvenes se animaron y encontraron en la red una vía de comunicación no regulada por el estado, una via que les permitía organizarse, darse ánimos, o transmitirle al mundo lo que estaba pasando, logrando de este modo destapar la caja de los truenos.

Según Malén Aznárez, vicepresidenta de la sección española de RSFl lo que ha ocurrido en estos países, en especial en Egipto y Túnez, “sirve para destapar la hipocresía de Occidente, que ha apoyado a estos regímenes férreos que asesinan a periodistas”. “Ahora, cuando enviados especiales de los medios de países occidentales sufren en sus propias carnes la falta de libertad de prensa es cuando se enteran de lo que llevamos años denunciando desde RSF” dice Malén Aznárez , que además añade “sin la ayuda de la Red, que sirvió para convocar las protestas populares burlando el control oficial sobre los medios” el cambio de régimen “hubiera sido imposible”.

Una vez consumado el cambio de régimen, RSF ha vuelto a viajar a Túnez y sostienen, en otro informe de este mes, que “los periodistas viven un periodo histórico en el que su libertad es respetada por primera vez”, aunque “la censura no ha desaparecido por completo”, por lo que apuesta por medidas legislativas que “garantice de manera duradera la libertad de expresión”.

Para Malén Aznárez, “La red se ha convertido en un espacio en el que se pueden pedir cuentas a los poderosos en el Magreb y en otros lugares” . Así mismo la Vicepresidenta de RSF destaca la conmoción por el asesinato, en julio, del bloguero Khaled Mohammed Said a manos de dos policías cuando salía de un cibercafé de Alejandría, como uno de los elementos claves de la decidida apuesta por no ceder en la lucha por la conquista de la democracia.

RSF asegura que Las redes sociales y los nuevos medios “permiten a las poblaciones volver a tomar posesión de la información y cuestionar el orden social” el informe de RSF añade que el ciberespacio “se convierten en el lugar de concentración de los militantes a quienes se impide salir a la calle”. RSF no se olvida de Wikileaks y asegura que La web de filtraciones dirigida por Julian Assange “ha hecho temblar especialmente al mundo político” la ONG destaca la importancia de Internet para exigir transparencia a gobiernos y otras entidades e instituciones.

Para RSF es relevante que el cablegate haya permitido “revelar” temas importantes para la libertad de prensa como “las circunstancias” de la muerte del cámara español José Couso el cámara de Telecinco que fue abatido por el ejército estadounidense en Bagdad (Iraq) en 2003, y que, según los documentos difundidos por Wilikeaks el pasado mes de noviembre, altos cargos del Gobierno español habrían actuado en connivencia con la diplomacia norteamericana para archivarlo. denuncian, que “ciertos países se han lanzado a una auténtica cruzada contra el sitio”, especialmente EE UU.

RSF advierten del peligro de de que como resultado de de la reacción de algunos países que censuran los contenidos de Internet se desarrollen intranets nacionales desconectadas” del resto de Internet. También denuncia las detenciones de internautas o blogueros -, y otras estrategias como “la vigilancia de los internautas”, “la manipulación (mediante la redirección de las entradas hacia sitios “aprobados”) y ofensivas “en los foros de discusión”, ahogando los mensajes críticos. En la “ciberguerra”, los internautas responden a estas medidas con sus propias armas: “cifrado de los correos electrónicos, proxies y herramientas para eludir la censura cada vez más sofisticadas” o, simplemente, creando asociaciones y colectivos.

RSF también destaca que mientras algunos países  convierten el acceso a Internet en “derecho fundamental” convirtiéndolo en un “paraíso cibernético para blogueros y periodistas ciudadanos”, en otros países, como el nuestro, se utilizan como excusa “la lucha contra la pornografía infantil o contra el robo de la propiedad intelectual” para aprobar lo que en realidad son mecanismos censores y no reguladores de la red.

Vagón

Desde el vagón de cola de Europa, el Norte de África nos queda más cerca. Son las vistas de un privilegio. ¿Pero qué pasa con el tren que no tira? El camarero ya no pasa. El revisor tampoco. El sueño ultrapirenáico como que se ha estancado. Mejor. Aquí las moscas de los suburbios, la fealdad y la vida se mascan mejor. He pasado veloz por Madrid y he sentido el pálpito del mercado libre, pymes de chinos y súper de domingo.

He visto el alma que dio el primer paso y a una luciérnaga de vida. En un acto brusco ha levantado polvo africano un jinete del Jardín de las Estrellas. Este vagón es España ante el abismo, quietos. Como Don Tancredo de liras el alma te corona un toro. Del torero y del ciudadano antes de las cenizas. Duende.

En esta esquina de Europa el estancamiento es siempre más bello de lo que yo quiero.

Elogío de la senectud

Con la nada desdeñable edad de 85 años el rockero Jerry Lee Lewis, cuyos orígenes musicales se remontan a los primeros años 50 del pasado siglo, a finales del 2010 publicó un nuevo disco: Mean Old Man. Con excepción de la, en ocasiones, resentida voz nada se puede reprochar a este disco maestro donde el instrumentista se rodea de algunos amigos algo más jóvenes como Ringo Starr, Eric Clapton, Ronnie Word, Mick Jagger, Kris Kristofferson, Keith Richards, Willie Nelson… Entre la lista de invitados encontrará el lector a tres rolling stones. Y a uno le resulta extraño ahora rememorar una de las  frases emblema de la banda, o bien atribuida a ellos por alguien de sus alrededores, que anunciaba  “vive deprisa, muere joven y deja un bonito cadáver”.

Para continuar con mi disertación debería preguntarme qué es la juventud y hasta donde alcanza. ¿Es una edad? El fin de la juventud biológica se sitúa en los 25 años, a partir de ahí la madurez, luego la vejez, etc. Pero el disco de Jerry Lee Lewis posee entusiasmo, arrojo, emoción, no se trata de una grabación monótona, al contrario, el resultado posee valores que se atribuyen a la juventud.

No descubro nada nuevo si afirmo que advierto en nuestra sociedad una tendencia a la juventud eterna,  incluso a la glorificación de tal estado, en este sentido se encuentran discursos más o menos velados en la estética, en el ambiente general, en la publicidad, en el lenguaje cotidiano… Nadie quiere envejecer, sólo la juventud se permite.

Y aquí surge el enigma. Si salvamos las limitaciones físicas de la edad muchos artistas de hoy palpitan con una algarabía juvenil. Los propios Rolling Stone se enzarzan en giras inacabables con más de setenta años.  Paul McCartney, con casi la misma edad, recorre los mundos con un espectáculo de rock de 3 horas de duración. Bob Dylan, que ya ha superado la edad del beatle, permanece en una gira continua desde hace dos décadas, publica discos cada vez más aplaudidos por crítica y público. Tanto es así que su último trabajo alcanzó el número 1 de las listas de ventas de los  Estados Unidos, algo que no sucedía desde 1975. En el terreno del jazz podemos mencionar a muchos ejemplos que se mantuvieron o mantienen con edades protervas al pie del pentagrama: Ornette Coleman, Louis Armstrong, Ella Fitzgerald… Si nos referimos al blues no podemos saltarnos a ese BB King que ya ofrece los conciertos sentado, porque sus más de ochenta años no le permiten soportar en pie toda la actuación. El gran bluesman John Lee Hooker alcanzó en su vejez una notoriedad que le situaba a la altura de grupos más jóvenes. Y sus trabajos grabados con ochenta años resultan deliciosos, pasionales, entregados, en fin, juveniles. En cantantes tenemos el ejemplo de Sinatra que celebró su 75 cumpleaños con un concierto para miles de personas y que se mantuvo en activo  hasta el año anterior a su muerte. Además de su éxito comercial abrumador con los ochenta años cumplidos con el producto después tan imitado del disco de duetos.

Si ustedes por azar consiguen una grabación de estos artistas verán que sus ojos relumbran, su espíritu es joven, sin duda.

Cézanne se ató, literalmente, a los pinceles, para poder pintar más allá de los ochenta años. Fernando Arrabal me cuenta que, en su visita al nonagenario Ernst Jünger, le preguntó por el libro que  leía en esos días y entonces el escritor alemán subió corriendo las escaleras hasta su cuarto para bajarlas con idéntico ímpetu con el libro entre las manos. El mismo Arrabal, con más de setenta años, mantiene una constante agenda de conferencias, asistencias a estrenos de sus obras, viajes, presentes y participaciones en eventos de todo tipo que agotarían a cualquier cuarentón.

Antonio Fernández Molina, mi maestro, poeta y pintor, que ya superaba los sesenta y muchos años cuando le conocí, siempre mantuvo un entusiasmo arrollador, una chispa misteriosa en la mirada, la misma a la que me refería antes; la misma que encuentro en mi amigo el poeta Mariano Esquillor que, a sus noventa años, sigue escribiendo, corrigiendo sus libros, con una pasión desenfrenada por la literatura. También  es obligado mencionar a mi admirado compositor Josep Soler, con más de setenta años, y enfrascado en nuevos proyectos, óperas y libros. Lo mismo cabría decir del simbólogo  Federico González que, a una edad que supera con mucho  la de la jubilación, tengo entendido que prepara el que puede ser su libro capital. Rememoro también a Salvador Dalí, postrado en cama, con más de setenta años, emocionado por el congreso que él mismo había organizado con los mejores físicos de su (o nuestro) tiempo en el Teatro Museo de Figueras y cuyas conferencias seguía  a través de un circuito cerrado de televisión.
También se da el caso del artista al que la edad transforma en convidado de piedra, cuyos ojos vacíos auguran el abismo negro de la muerte. Pero a nosotros hoy nos interesa la juventud de la senectud, esos creadores que se mantienen activos en una burbuja de tiempo insondable. También podría incluir en esta lista nombres de actores, de cineastas, ahí tenemos a Woody Allen con más de setenta años y con su nueva película de rigor anual.

Esa es la nueva juventud. La gran aspiración del próximo milenio. El artista entregado y apasionado que muere mientras teclea, o interpreta su último acorde, o declama la última frase, o mientras recibe una de esas medallas que a los artistas de cierta edad les ofrecen instituciones y personalidades. Así quiere morir un servidor, en pie, con las manos llenas de pinceles, libros o durante una recepción, y así culminar la vida con un acto dadaísta y desestabilizador de primer orden. Mucho más atractiva se presenta a mis ojos esta permanencia de la creatividad sobre el tiempo que la juventud eterna, o el cadáver hermoso, que, al cabo, no durará demasiado.

Por último deseo advertir que este panegírico no pretende ser una defensa de la crecida de la edad de la jubilación, eso pertenece a la parcela de la productividad, de la economía y esos menesteres que resultan ser lo opuesto, en esencia y en alma, a la energía de la creación. ¿Puede haber un amor más imposible que el de un hombre de setenta y siete años con la constante tarea de encofrar, o de empujar camas, o de levantar enfermos, o de mantenerse vigilante como conductor durante una jornada de ocho horas diarias durante al menos cinco días a la semana?

Bèrnia 2011

La Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, a través de la Facultad de Bellas Artes del campus de Altea, ha convocado el concurso de artes plásticas Bèrnia 2011, dirigido a estudiantes de Bellas Artes de la UMH, con el objetivo de fomentar la creatividad. La UMH, con la voluntad de fomentar su patrimonio plástico, invertirá, en concepto de compra de obra artística, la cantidad de 6.000 euros.

Los estudiantes de la Facultad de Bellas Artes que deseen participar podrán presentar una o varias obras inéditas y podrán elegir el tema, la técnica y el material. El plazo de presentación de piezas artísticas, que se depositarán en el Centro de Gestión de Campus de la Facultad de Bellas Artes de Altea, terminará el 12 de abril, a las 12:00 horas.

Las esculturas presentadas no deberán sobrepasar los 20 kilogramos de peso. Por lo que respecta a las pinturas, no podrán exceder de un máximo de 150 x 114 centímetros ni ser inferiores a 50x 70 centímetros y se presentarán montadas sobre bastidor u otro soporte sólido, además, el marco será preferiblemente un listón de madera.

El jurado, compuesto por profesorado de la Facultad de Bellas Artes de la UMH, seleccionará las obras para compra y exposición. El Vicerrectorado de Estudiantes y Extensión Universitaria organizará con los trabajos escogidos una muestra en la Sala de Exposiciones del edificio Rectorado y Consejo Social, situado en el campus de Elche de la UMH.

Posteriormente, la exposición se podrá visitar en las salas de arte de las localidades con las que la UMH tiene firmado el convenio Circuit d’Art, hasta diciembre de 2011. Una vez finalizada la última exposición, la organización dispondrá libremente de cada una de las piezas seleccionadas.

+ info

13 trenes

 

“…el trece vive sólo en los desvanes…” escribió el gran poeta Juan Eduardo Cirlot. Y con esta frase como insignia  unos jóvenes llevan sacando adelante una revista literaria cuatro, cinco años, o tal vez más, espero sus que me perdonen la inexactitud de la cifra.

No se trata de una revista académica, ni con un papel tan grueso como una veta de carbón, ni con unas dimensiones de plancha de acero, la maquetación es modesta y el número de páginas bastante abundante para este tipo de ediciones que al estilo de los “espaldas mojadas” atraviesan las líneas cercadas de lo literario para ofrecer su propia voz y dar testimonio de otras veces.

En España la crítica poética se introduce en las generaciones poéticas a partir  de los 50 como en una piscina de agua estancada, verde y gastada por el uso y el mal uso. Los mismos nombres se repiten hasta la saciedad y se confunde la falta de talento para una poesía que merezca tal calificativo con la claridad, la poesía social o combativa y, en fin, con todo lo que no es poesía. Muchos de estos poetas tan amados por la crítica y, en lenguas de los entendidos ya consagrados, repiten sus perogrulladas en formato de verso, que no de poesía.

Por fortuna, entre las muchas voces que hablan de otros poetas, se encuentran ejemplos como la revista Trece trenes. En sus páginas se dan cita jóvenes talentos que saben que la poesía puede ser grave o no, que la poesía puede ser denuncia o no, que la poesía nunca es falta de ideas. Por ello, en sus páginas se dan la mano autores de nueva generación y homenajes elaborados con gran honradez, homenajes  de los que deberían haberse ocupado instituciones, universidades y colectivos culturales de alto presupuesto. Entre los nombres a los que han mostrados sus respetos en Trece trenesse encuentran Fernando Arrabal, Antonio Fernández Molina, Juan Eduardo Cirlot, Eduardo Chicharro, Gloria Fuertes, Gabino Alejandro Carriedo…. El propio nombre de 13 trenes lo toman del poema Carta de noche a Carlosdel poeta Eduardo Chicharro. El Carlos de la misiva es otro de los poetas de cabecera de la revista, Carlos Edmundo de Ory, desaparecido de la vida hace unos días.

Los colaboradores y artífices de esta publicación han tomado al Postismo como hilo conductor para vertebrar los distintos números y así ofrecen otro rostro que no es el de la poesía académica, sentada en sillones de cuero y endémica,  por falta de materia y metáfora, que muere en las cátedras y en las estanterías de algunas librerías.

Ahora, al frente de 13 trenes se encuentran Esther Lapeña, Lara Osorio y Nuria Rovira. Y si ellas alguna vez deciden transitar otras sendas alguien deberá tomar el relevo, porque nos hace falta esa mirada descarada y disparatada, también serena, de la literatura que representa su revista.

En su página web se lee una cita que les dedicó Arrabal: “Los poetas de TreceTrenes se preguntan si no es demasiado pronto para saber si es demasiado tarde”.

Italia en Londres. Primera parte.

Una vez más regreso a Londres con las prisas bajo el brazo y mentalizado a ver tan sólo la ciudad de noche con todos los organismos oficiales, museos y teatros ya cerrados. A pasear entre las ráfagas de su helado viento de invierno y a deleitarme con todo lo que la ciudad tiene que ofrecer en tipos, diseños y coloridos una vez que se encienden las discretas farolas londinenses.

Sin embargo, en una escapada a la hora de la comida (hay veces que uno prefiere alimentar la mente y el espíritu que la barriga), me deslicé hasta la National Gallery dispuesto a encontrarme con algún tesoro. Mi costumbre en las pinacotecas es centrar la visita en uno o dos, o a lo sumo tres cuadros. Puede tachárseme de cretino, o puede pensarse que sufro del Síndrome de Stendhal. Quizá tiene más que ver con lo segundo, pero quién sabe hasta que punto es lo primero. Mi verdad es que después de observar detenidamente uno o dos cuadros pierdo la capacidad de contemplación, y si sigo por muchas salas acabo por marearme, incapaz de fijar la vista en nada y buscando la salida y el aire fresco a ser posible. Cosas de los excesivamente sensibles, supongo.

El caso es que, en esta ocasión, no me había fijado ningún destino concreto y rondaba mi cabeza, como de costumbre, acercarme a ver uno de sus Grecos o el Moreau que adorna las paredes de seda de la National. Pero el Borgia vino a mi encuentro, por supuesto.

Hablaré de él y de leyendas… pero iremos aún más adelante con otro misterio y una identidad por desvelar.

Me explico.

En primer lugar -despistes de ratón de biblioteca- no me había nunca dado cuenta que en este preciso lugar se encuentra un supuesto retrato de César Borgia, mi loado príncipe renacentista. La culpa es, desde luego mía, pero también de los libros y biografías en los que es posible encontrar afirmaciones contradictorias y datos poco precisos sobre el emplazamiento de los cuadros con que se ilustran. Este suceso es muy digno de estudio porque, biografías muy competentes y serias acaban indicando autores erróneos, fechas equivocadas y museos donde no se encuentran los cuadros con los que se completan los libros. Me parece adivinar que los escritores, muy dados a la investigación sobre el papel, pero muy poco tendentes a moverse de su silla, y de medios económicos limitados, acaban creyendo lo que afirman obras ya antiguas (los cuadros cambian de lugar y de colecciones con el paso del tiempo, aunque a algunos les parezca un crimen o un imposible, y los especialistas y los restauradores confirman o desmienten autorías), o lo que se dice en Internet, magnífica herramienta con mucha información poco veraz. El resultado de la falta de investigación “de campo” es, en definitiva, que tengo muy curiosas contradicciones entre autores y acabo por no fijarme en exceso en lo que dicen de los lienzos… cuando dicen algo.

Pero allí estaba el calumniado, odiado, temido, admirado y dinámico personaje, de perfil a mí pero mirando con el rabillo del ojo pintado. Yo sabía que me estaba viendo.

A Melone se ha atribuido el retrato más “elegante” y más difundido sobre César Borgia, aunque la autoría ha estado siempre discutida y su ejecución fue posterior a la muerte del Capitán General de los Ejércitos de la Iglesia. Sin embargo el cuadro al que me estoy refiriendo no es ese retrato sino a “El camino a Emaús”, en alusión al episodio bíblico de la aparición de Cristo a dos de sus discípulos que no le reconocen hasta que parte el pan. El paisaje tiene un algo del misterio sin explicar de Giorgione y las elecciones como el gorro y el bastón de peregrino para Cristo son curiosas. Pero lo más llamativo del cuadro es que se ha llegado a decir que el modelo para Jesucristo fue, en la mente del pintor, César Borgia.

La cosa tiene su gracia porque forma parte de la política de descrédito y leyenda negra de la familia. Pero las atribuciones de rostros de su entorno en representaciones divinas tienen ya una larga tradición: también se afirmó que Julia la Bella (supuesta amante del Papa) había sido la modelo para una Virgen que en el lienzo el propio Alejandro VI adoraba arrodillado. La realidad es que tal pintura no existe (o se ha perdido) y el Papa sólo aparece en los Aposentos Borgia, adorando a un Cristo resucitado.

Pero, ¿tiene base la afirmación de que este Cristo responde a los rasgos faciales de César Borgia? ¡Ah, eso es difícil saberlo! A pesar de llevar años buscando su rostro, la única representación contemporánea sería el dibujo que da Vinci hizo durante el tiempo que trabajó para él como ingeniero militar. En este caso tampoco hay certezas. No se sabe si el retratado era César. ¿Qué tienen en común los retratos, bien atribuidos, bien posteriores a su muerte? La barba y un rostro de cierta belleza juvenil, llena de energía. Poco más. El caso de este Cristo que nos ocupa es delicioso, con una nariz perfilada y larga, delgada; una piel blanquísima; la barba y el cabello algo difuminados; y unos ojos entornados que parecen a primera vista cansados y guardianes de secretos, y a medida que uno se acerca ligeramente entrecerrados, como midiendo o analizando al rival o al interlocutor, láser psicológico de gran agudeza. El lienzo se pintó entre 1516 y 1517 luego resulta difícil pensar en que se trate de alguna alegoría sobre la “Resurrección política” de César, pues ya había recibido sepultura en Navarra nueve o diez años atrás. ¿Sería entonces metáfora de su Resurrección verdadera? Tremendamente dudoso. ¿Por qué elegir este modelo cuando los Borgia habían dejado de ostentar el poder en Italia, o al menos el gran poder? La polémica podría ser una forma de vender del autor, pero mostrarse del lado de una familia caída en desgracia poco le habría de reportar en una Italia de pequeños Estados donde el odio por estos catalani, como los conocían en la península vecina, había dado lugar a una de las leyendas más oscuras y macabras de la Historia, la misma que, paradójicamente los ha mantenido vivos a pesar del “corto período” de su fortuna y su limitado poder si se los compara con reyes más bien olvidados como Felipe III de España o Jorge IV de Inglaterra, por citar dos ejemplos.

Para hacer las cosas más complejas y veladas el cuadro está a una segunda altura, muy por encima de mi cabeza (¿a quién se le ha ocurrido la genial idea de poner un inmenso cuadro encima de otro inmenso cuadro a metros de la vista del visitante?). Y los tubos eléctricos y la luz generada forman terribles reflejos sobre las capas de barniz (imagino) que habrá acumulado el cuadro, lo cual hace más difícil (imposible) hacer una valoración de cerca de la obra, aproximarse a este rostro que siempre huye, como si siguiera usando las máscaras que tan famoso lo hicieron en el último período de su vida italiana. Para compensar la National Gallery tiene una magnífica página web donde es posible aproximarse bastante a la fotografía del cuadro. Invito a mis lectores que lo hagan y que me cuenten cuáles son sus reflexiones sobre este rostro. No pude detenerme mucho tiempo. La impotencia de no tenerlo más cerca, estando en la misma sala que él me ofuscó. Se me escapaba, se me sigue escapando como un rayo de luna, como el duende al final del arco iris, como la piedra filosofal. César, César… tus huesos siguen esperando regresar a suelo sagrado, tu rostro se esconde de cuantos queremos conocerte, tu historia sigue enmarañada, tremendamente oculta bajo manchas de calumnias, envidias y terror. Te sigo de cerca y juegas conmigo. Tu seducción surte efecto.

Con todo, y ya era bastante, mi visita a la National no estaba concluida. Un segundo lienzo atraparía mi atención y un segundo misterio vendría enlazado a él… Pero eso lo contaré en la segunda parte de este artículo.

NO CUESTA NADA PREPARARSE PARA LO PEOR


Venden un optimismo narcótico, no venden nada que tenga que ver con la realidad; ustedes saben que existen: el mundo mediático y el mundo político pero también existe el mundo real… y esto sólo es el principio.

Gerald Celente.

Conforme seguimos caminando hacia una catástrofe anunciada, con la pasividad que van al matadero las reses, se va haciendo más nítido, para quien no tiene miedo de mirar la realidad cara a cara, la naturaleza de la situación. Gerald Celente es un futurólogo norteamericano, especialista en tendencias, que ha acertado a predecir numerosas situaciones calamitosas de actualidad, pero hay lugar en sus predicciones para algo aún peor: el fin de la globalización, en un contexto de conflictos internos, guerras, pobreza creciente y…

Según el personaje citado esta “recuperación económica”, de la que se comienza a hablar en USA, es una recuperación de falsa bandera. Se aproxima un autentico “Obamaggeddon” financiero  para el 2012 que tendrá como resultado el fin de la América Imperial. Las continuas inyecciones de dinero barato, la especulación rampante, el fraude, la codicia y el engaño son la causa del  actual estado de las cosas. Os recuerdo, queridos lectores, que nuestro país  que tiene muchas similitudes en lo peor con USA[1], tiene sus propios motivos para la crisis a pesar de la versión Disney del Gobierno de que todo este malestar se lo debemos a “la crisis internacional”. En España existen razones más que suficientes para estallidos como los de Túnez y Egipto, y ya han comenzado (a pesar del silencio de los medios de desinformación de masas), que se harán cada vez más frecuentes y más violentos. En España se han desmontado la Industria y la Agricultura para servir a los designios del mega monstruo burocrático y oligárquico llamado Unión Europea, también se ha generado un falso boom que sólo ha beneficiado a la casta política, a los banqueros, a algunos promotores inmobiliarios y, con algunas migajas, algunas bolsas de clientela  política funcionarial y para funcionarial (parásitos, burgos podridos sociales) que caerán pronto en el mismo abismo vital que el resto de la población. Ha sido un robo en toda regla y una destrucción sin precedentes de Capital.

En USA, Celente pronostica que en breve estallara la burbuja provocada por las inyecciones de crédito hechas a los bancos por el estado norteamericano, con dinero de los contribuyentes, para evitar el estallido de la burbuja financiera precedente. El estallido de esta burbuja conducirá a una era de disturbios, muchos de ellos violentos. En Norteamérica muy posiblemente se produzca, como en la URSS, la escisión del país.

¿Qué ocurrirá en España? En un país donde el paro, la ineptitud, la corrupción y la imbecilidad son lo normal, lo que hay, las expectativas no dejan de ser inquietantes. No ver más que lo que nos señalan los mass media es una locura, confiar en el sistema político actual es de becerros, pensar que va pasar de largo el horror que adviene mediante “la potra” es demente. Se necesita, como mínimo, una Operación de Manos limpias que de con los huesos en la cárcel de gran parte de la comunidad bancaria, política, empresarial y funcionarial (sindicatos y demás subvencionados incluidos). Otra posibilidad estaría en seguir el curso que ha seguido Islandia, que tras ser golpeada durísimamente por la crisis bancaria (en proporción a su población la más fuerte de la historia económica mundial) ha optado por decidir soberanamente sobre su deuda,  y poner en marcha un proceso constituyente para reformar su Constitución. Todo de manera supuestamente democrática[2] y oponiéndose, en apariencia, a los designios de Londres[3].

¿Quién coño va a hacer esto en un país ginecocrático, envejecido, inculto, sectarizado, envidioso y mostrenco?  Los promotores de la Tercera República que saldrán de su Hangar 18 cuando así lo decidan los mismos Patrocinadores que nos han llevado a esto. Aun quedan algunas etapas por recorrer, por supuesto.  Fintas en las fintas de las fintas. Aviso.


[1] Los criminales son muy similares en todas partes.

[2] Se han producido graves irregularidades en la mecánica electoral como en las elecciones que llevaron a George W.Bush al poder

[3] Un referéndum ad hoc sobre si se debía compensar o no de sus pérdidas  a los depositarios ingleses y holandeses fue perdido por los partidarios del sí con un noventa y tantos por ciento de votos en contra. Sin embargo ya se está renegociando bajo cuerda, poniendo en marcha además un proceso para integrar en el euro la economía islandesa que ha sufrido pérdidas gravísimas tanto con relación a su crecimiento (casi un diez por ciento) como a las tasas de inflación y paro que son extraordinariamente intensas. La demagogia socialdemócrata e izquierdista camufla los ajustes y hace posible la transición hacia la inserción en la UE. Los mismos que ahora se pronuncian como asambleístas “revolucionarios” y reformistas son los que ayer contrajeron créditos masivos para comprar casas, coches etc. Miau.

Extraterrestres Terrestres

Tengo un problema siempre que quiero escribir algo sobre ovnis: pienso más en el posible escéptico que lea el artículo que en el fenómeno en sí mismo. Esto siempre me echa para atrás, pero no dejo de ver vídeos, artículos y alguna noticia intentando entrever un artículo o una columna de opinión sobre el asunto. El caso es que estaba dando vueltas por la red, leyendo sobre la crisis, Islandia y Richard Hoagland –menuda mezcla- cuando me he encontrado con una serie de vídeos especialmente curiosos en el contexto de derrumbe social y mental en el que nos encontramos. Me refiero a unos mensajes (supuestos) recibidos por una serie de “sensitivos” (supuestos) a lo largo y ancho del mundo sobre una (supuesta) organización galáctica denominada Confederación Galáctica y cuyo líder, Asthar Sheran está encabezonado en venir a salvarnos…de nosotros mismos. Me refiero a que no hay ningún mal exterior en ciernes que nos ponga en peligro, ni meteoritos, ni siquiera una guerra nuclear, como era el caso en antiguos mensajes a contactados. No. Ahora los problemas son otros y los extraterrestres se adaptan, cómo no, a las circunstancias.
En uno de los vídeos, el propio comandante Asthar, con voz española, texto sudamericano y tono metálico dice, a los cincuenta escasos segundos de comenzar el vídeo, que van a venir a detener “ a los abogados, funcionarios corruptos, doctores y corredores de bolsa” que han robado a las gentes del planeta, mientras se abren nuestros corazones a las energías del universo y de la quinta dimensión y bla bla bla…
Pues en España se van a hartar. La indolencia de nuestro país, que debe extenderse a otros muchos para que hasta a los extaterrestres les parezca indignante la situación y vengan a toda leche a poner las cosas en su sitio, contrasta con la situación islandesa. A esos no les hace falta ningún Asthar del tres al cuarto, ni su flota de trece millones de naves de Raticulín para saber que hay que hacer, para señalar con el dedo a los culpables y para que estos den con sus huesos en la cárcel, como mínimo. No les ha hecho falta ninguna reunión con el señor Spock para saber que el FMI es el culpable –entre otros- de los datos que apuntaban a sus país como uno de los sueños del neocapitalismo liberal, yéndose un año después al carajo, para facilitarles luego un rescate previo pago de una eterna condena en forma de deuda, hipotecando al país durante decenios.
No les ha hecho falta un Predator intergaláctico para dar caza a los responsables de la quiebra bancaria en ese pequeño país. Con dictar una serie de órdenes de búsqueda y captura a la Interpol ha sido suficiente.
Tampoco les ha hecho falta que venga una raza del planeta Sirio a enseñarles como hacer fuego o las artes de la cosecha para organizarse de la manera más simple, expulsar a sus gobernantes y tomar ellos las riendas, aún equivocándose.
Islandia, ese país al que siempre ganábamos al fútbol nos ha metido un golazo ante nuestra imposibilidad manifiesta de eliminar a los Aliens que han crecido en nuestro interior, alimentándose de lo mejor de nuestra nación, camuflados como constructores sebosos, políticos corruptos, banqueros resultadistas y funcionarios altivos a los que hemos colocado en el Olympo de la respetabilidad, hasta que todo se ha derrumbado.
Ahora miramos a derecha e izquierda, buscando soluciones. Algunos miran arriba, esperando que las respuestas lleguen montadas en un disco interplanetario o en una nube bíblica pero las soluciones están aquí y nos las han enseñado los islandeses, los extraterrestres más terrestres de los que en todos mis intentos por escribir de ovnis me he encontrado.
Y es que como dijo alguien, hay otros mundos, pero están en este. Y en el caso español y viendo como está el tema, creo que el tal Asthar, si viene, debería aterrizar en Seseña. Por algún lado deberá empezar ese pobre hombre, vamos digo yo.

Enrique Freire.

Se puede celebrar la tristeza?

Osho:

No te identifiques con la tristeza. Transfórmate en su testigo y disfruta del momento de tristeza, porque la tristeza tiene su propia belleza. Nunca te has fijado en ello. Te identificas tanto, que nunca penetras en la belleza de un momento triste. Si te fijas, te sorprenderás de los tesoros que te has estado perdiendo. Fíjate: cuando eres feliz nunca eres tan profundo como cuando estás triste. La tristeza tiene profundidad; la felicidad tiene algo de superficial. Observa a la gente feliz.

Los que pretenden ser felices—los playboys y playgirls que encontrarás en los clubs, en los hoteles, en los teatros—siempre están sonriendo y burbujean felicidad. Los encontrarás insípidos, superficiales. No tienen ninguna profundidad. La felicidad es como las olas, solamente superficial; vives una vida trivial. Pero la tristeza tiene algo de profundo. Cuando estás triste no es como las olas en la superficie, es como la profundidad misma del Océano Pacífico; millas y millas.

Sumérgete en su profundidad, obsérvala. La felicidad es ruidosa; la tristeza tiene un cierto silencio. La felicidad puede ser como el día, la tristeza es como la noche. La felicidad puede ser como la luz, la tristeza es como la oscuridad. La luz va y viene; la oscuridad permanece, es eterna. La luz se presenta a veces; la oscuridad está siempre ahí. Si penetras en la tristeza sentirás todas estas cosas. De pronto te darás cuenta que la tristeza está ahí como un objeto, tú la estás observando, eres testigo de ella, y repentinamente empiezas a sentirte feliz. ¡ Qué bella es la tristeza!

Una flor de la oscuridad, una flor de eterna profundidad. Como un abismo sin fondo, tan silenciosa, tan musical; no hay ruido en absoluto, ninguna perturbación. Uno puede ir cayendo en ella incesantemente y uno puede salir de ella absolutamente rejuvenecido. Es un descanso.

Depende de la actitud. Cuando te entristeces piensas que te ha sucedido algo malo. El que algo malo te ha ocurrido es sólo una interpretación y entonces tratas de escapar. Nunca meditas sobre ello. Luego quieres ir a ver a alguien; a una fiesta, al club, o enciendes la televisión o la radio, o empiezas a leer el periódico; haces algo para poder olvidar. Esta— que la tristeza es algo malo—es una actitud errónea que te ha sido transmitida: No hay nada malo en ella. Es otro polo de la vida.

La felicidad es un polo, la tristeza es el otro. La dicha suprema es un polo, la infelicidad es el otro. La vida es ambos. Una vida de pura dicha tendrá extensión, pero no tendrá profundidad. Una vida de pura tristeza tendrá profundidad, pero no tendrá extensión. Una vida de ambas, tristeza y felicidad, es multidimensional; se mueve en todas las direcciones conjuntamente. Fíjate en la estatua de Buda o, a veces, mira mis ojos y encontrarás ambas; encontrarás una felicidad que contiene también tristeza, una paz y también una tristeza. Porque esa tristeza le da profundidad. Observa la estatua de Buda: dichoso, sin embargo triste. La propia palabra “triste” te da connotaciones equivocadas de que algo está mal. Esa es tú interpretación.

Para mí, la vida es buena en su totalidad . Y cuando entiendes la vida en su totalidad, sólo entonces puedes celebrarla; de otro modo no. Celebración significa: cualquier cosa que suceda no importa, la celebraré. La celebración no está condicionada a ciertas cosas: “Cuando sea feliz lo celebraré” o “Cuando esté triste no lo celebraré”. La celebración es incondicional; celebro la vida. Si trae infelicidad, bien, lo celebro. Si trae felicidad, bien, lo celebro. La celebración es mi actitud, independientemente de lo que la vida traiga.

Pero cada vez que utilizo las palabras, surge un problema. Esas palabras tienen connotaciones en tu mente. Cuando digo “celebra”, tú piensas que uno tiene que estar feliz. ¿Cómo puede uno celebrar cuando está triste? No estoy diciendo que uno tenga que estar feliz para celebrar. La celebración es gratitud por cualquier cosa que la vida te dé, cualquier cosa que Dios te dé. Celebración es una gratitud, es estar lleno de agradecimiento. Os lo he contado y os lo contaré otra vez…

Un místico sufí, muy pobre, marginado, hambriento y cansado de viajar llegó a un pueblo por la noche y nadie le aceptó. Era un pueblo de gente muy ortodoxa y cuando hay musulmanes ortodoxos es muy difícil persuadirles. Ni siquiera querían alojarlo en el pueblo. La noche era fría y estaba hambriento, agotado, temblando, sin suficiente ropa. Estaba sentado en las afueras del pueblo, bajo un árbol. Sus discípulos estaban sentados allí muy deprimidos, muy tristes e incluso enojados.

Y entonces empezó a rezar diciendo a Dios: “¡Eres maravilloso! Siempre me das todo lo que necesito”. Esto fue demasiado. Un discípulo le dijo: “Espera, ahora estás yendo demasiado lejos, especialmente esta noche. Estas palabras son falsas. Estamos hambrientos, cansados, sin abrigo y nos espera una fría noche. Hay animales salvajes por todos lados, hemos sido rechazados por la gente del pueblo, estamos sin refugio. ¿Por qué le estás dando gracias a Dios? ¿Qué quieres decir cuando dices: “Siempre me has dado lo que necesito”?

El místico dijo: “Sí, y lo repito otra vez: Dios me da todo lo que necesito. Esta noche necesito pobreza, esta noche necesito ser rechazado, esta noche necesito tener hambre, estar en peligro. De otra manera ¿por qué me estaría dando? Debe de ser que lo necesito. Es lo que necesito y tengo que estar agradecido. ¡El cuida tan bien de mis necesidades! ¡Es realmente maravilloso!”

Esta es una actitud que no depende de la situación. La situación no es importante. Celebra, ante cualquier suceso. Si estás triste, celebra por estar triste. Haz la prueba. Haz solamente la prueba y te sorprenderás; sucede. ¿Estás triste? Empieza a bailar, porque la tristeza es muy bella, ¡Silenciosa flor del ser! Baila, disfruta, y de pronto sentirás que la tristeza está desapareciendo; se crea una distancia. Poco a poco olvidarás la tristeza y estarás celebrando. Habrás transformado tu energía.

Esto es alquimia: transformar los metales comunes en el oro más puro. La tristeza, la ira, los celos; metales bajos que pueden ser transformados en oro porque están constituidos por los mismos elementos que el oro. No hay diferencia entre el oro y el hierro, porque tienen los mismos elementos, los mismos electrones. ¿Has pensado alguna vez que un trozo de carbón y el más preciado de los brillantes del mundo son la misma cosa? No hay ninguna diferencia. En efecto, el carbón comprimido por la tierra durante millones de años se convierte en diamante. Sólo una diferencia de presión, pero ambos son carbón, ambos están constituidos por los mismos elementos.

Lo más bajo puede ser transformado en lo más alto. A lo bajo no le falta nada.

Sólo se necesita una redistribución, una recomposición. La alquimia no es más que esto. Cuando estés triste, celebra y le estarás dando una nueva composición a la tristeza. Le estás aportando algo que la transformará. Le estás aportando celebración. ¿Está enojado? Entrégate a una hermosa danza. Al principio el baile será agresivo, violento. Poco a poco, se hará más suave y más suave y más suave; entonces de pronto, te habrás olvidado del enojo. La energía habrá cambiado, se habrá convertido en danza.

Pero cuando estás enojado, no eres capaz de pensar en bailar. Cuando estás triste no eres capaz de pensar en cantar. ¿Por qué no hacer de tu tristeza una canción? Canta, toca tu flauta. Al principio las notas serán tristes, pero no hay nada malo en una nota triste. ¿Has oído? A veces, en la tarde, cuando todo está caliente, todo quema, cuando todo es fuego a tu alrededor, de pronto, desde un huerto de mangos, puedes oír un pajarito que empieza a cantar. Al principio la nota es triste. Está llamando a su amada, a su amor, en una tarde muy calurosa. Todo es fuego alrededor, está ansioso de amor. Una nota muy triste, pero bella. Poco a poco, la nota triste se convierte en una nota alegre. La amante empieza a responderle desde otro bosquecillo. Ahora ya no es una tarde calurosa; todo se refresca en el corazón. Ahora la nota es diferente. Cuando la amante responde, todo ha cambiado. Es un cambio alquímico.

¿Estás triste? Empieza a cantar, a rezar, a bailar. Lo que puedas hacer, hazlo, y poco a poco, el metal más bajo se transformará en el más alto, en oro. Una vez que conozcas la llave, tu vida no volverá a ser nunca la misma. Podrás abrir cualquier puerta. Y ésta es la llave maestra: celebrarlo todo.

He oído la historia de tres místicos chinos. Nadie conoce sus nombres. Se les conocía solamente como “Los Tres Santos que ríen” , porque nunca hicieron otra cosa, simplemente se reían… Iban de un pueblo a otro, riéndose. Se paraban en la plaza donde estaba el mercado y se reían a carcajadas: Todo el pueblo les rodeaba. La gente acudía a verlos, cerraban las tiendas y los clientes se olvidaban de para qué habían venido. Estos tres hombres eran realmente hermosos, riendo y con sus vientres estremeciéndose. Esto se volvía contagioso y pronto los demás empezaban también a reír. Entonces todo el mercado reía. Habían cambiado la atmósfera del mercado. Y si alguien decía: “Decidnos algo”. Ellos contestaban: “No tenemos nada que decir. Simplemente reímos y la atmósfera cambia”. Hace sólo unos momentos éste era un lugar desagradable donde todos pensaban únicamente en el dinero; ansiosos de dinero, ambiciosos. El dinero lo era todo. De pronto estos tres locos llegaron y empezaron a reír y así cambiaron el ambiente mismo de todo el mercado.

Ahora nadie era un cliente. Se habían olvidado de que habían ido a comprar y a vender. Nadie se preocupaba de obtener un beneficio. Reían y bailaban alrededor de aquellos tres locos. Durante unos segundos se abría un nuevo mundo.

Viajaban por toda la China, de un lugar a otro, de aldea en aldea, solamente ayudando a la gente a reír. Gente triste, enojada, gente codiciosa, celosa; todos empezaban a reír con ellos. Y muchos comprendieron la clave: te puedes transformar.

Entonces, ocurrió que en una de las aldeas uno de los tres murió. La gente del pueblo se reunió y dijo: “Ahora sí que habrá problemas. ¡Ahora veremos si se ríen!. Su amigo ha muerto; seguro que llorarán”. Pero cuando llegaron, los dos estaban bailando, riendo y celebrando la muerte. La gente del pueblo decía: “Esto es demasiado. Es de mala educación. Cuando un hombre muere es una irreverencia reír y bailar”.

Y ellos dijeron: “¡No sabéis lo que ha pasado! Los tres siempre pensábamos cuál de nosotros moriría primero. Este hombre ha ganado; hemos sido derrotados. Toda la vida hemos reído con él. ¿Cómo podríamos darle el último adiós de otra manera? Tenemos que reír, tenemos que disfrutar, tenemos que celebrar. Esta es la única despedida posible para un hombre que ha reído toda su vida. Y si no reímos, él se reirá de nosotros y pensará:” ¡Qué tontos! ¿Así que otra vez han caído en la trampa?” Para nosotros no ha muerto. ¿Cómo puede la risa morir, cómo puede la vida morir?” La risa es eterna, la vida es eterna, la celebración continúa. Los actores cambian, pero el drama continúa. Las olas cambian, pero el océano continúa. Ríes, cambias y algún otro ríe, pero la risa continúa. Celebras, algún otro celebra, pero la celebración continúa. La existencia es continua, es un continuum. No hay ni siquiera un solo momento de vacío en ella. Pero la gente del pueblo no podía entenderlo y aquel día no podían participar de la risa.

El cuerpo estaba a punto de ser incinerado y la gente del pueblo decía: “Le bañaremos, tal como establece el ritual”. Pero los dos amigos dijeron: “No, nuestro amigo ha dicho: `”no llevéis a cabo ningún ritual, no me cambiéis de ropas y no me bañéis Tal y como estoy, ponedme en la pira crematoria”. Estas son sus instrucciones”.

Y entonces, de repente, sucedió algo extraordinario; aquel viejo les había gastado su última broma. Había escondido bajo su ropa fuegos artificiales y cuando colocaron el cuerpo sobre el fuego, de pronto hubo ¡Diwali! (*) Entonces todo el pueblo empezó a reír. Los dos locos, sus amigos, se pusieron a bailar y todo el pueblo empezó a bailar también. No era una muerte, era una nueva vida Ninguna muerte es muerte, porque cada muerte abre una nueva puerta; es un principio. La vida no tiene fin, siempre hay un nuevo principio, una resurrección.

Si cambias tu tristeza por celebración, también serás capaz de transformar tu muerte en una resurrección. Así que aprende el arte mientras todavía hay tiempo. No dejes que la muerte llegue antes de que hayas aprendido la secreta alquimia de cambiar los metales inferiores en metales superiores. Porque si puedes cambiar la tristeza, puedes cambiar la muerte. Si puedes celebrar incondicionalmente, cuando la muerte llegue, serás capaz de celebrar, partirás feliz. Y cuando te vas celebrando, la muerte no te puede matar. Al contrario, tú has matado a la muerte. Pero empieza, haz una prueba. No hay nada que perder. Pero la gente es tan tonta que incluso cuando no hay nada que perder, no quieren hacer la prueba. ¿Qué puedes perder?

Página siguiente »