Superables, y pronto

31-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

kate_moss_cyborgCuando se habla de tecnologías para ‘superar a la humanidad’ casi siempre se piensa en la creación genética de superhombres/supermujeres; manipulación de los elementos de la herencia para conseguir rasgos deseables. Una inteligencia superior, mayor resistencia contra las enfermedades, fuerza inhumana (¿sobrehumana?), todo ello a disposición de algunos de nuestros hijos, en algún momento del futuro. Y sin embargo hay otra tecnología que puede estar funcionando mucho antes, adaptable a cualquier persona y con la capacidad de superar al Hombre a efectos prácticos. Tan simple como un enchufe…

O de cómo la investigación en cuidados paliativos para minusválidos va a cambiar el planeta. Porque es difícil imaginar una tecnología con mayor potencial disruptivo, tan conceptualmente simple y que además ya esté funcionando; de forma limitada… pero creciente. Se trata de simplemente conectar el sistema nervioso humano a un ordenador. Enchufar nuestro cerebro a una máquina, tan simple como eso. Crear una Interfaz Neural. Y el mundo nunca volverá a ser como antes.

Muchas novelas de ciencia ficción contienen personajes con una tipo u otro de interfaz neural; casi siempre pilotos de naves espaciales, u operadores de complejos sistemas de combate. En la mitología ciberpunk, la interfaz neural es un conveniente sistema para acceder a la realidad virtual alternativa casi en cuerpo y alma. Y sin embargo los usos posibles de un tal sistema han sido poco desarrollados… y están naciendo del lugar más inesperado: investigadores que intentan proporcionar a amputados, ciegos y personas paralizadas un medio para interactuar con el resto del universo.

Los sistemas disponibles hoy en día son simples y relativamente torpes, pero ya permiten facilitare notablemente la vida a mucha gente. Los implantes cocleares permiten oír a los sordos, y personas inmovilizadas por accidentes o enfermedades degenerativas pueden utilizar ordenadores aprendiendo a enviar mensajes mediante señales eléctricas de su piel, sus ojos o su cerebro. Amputados pueden usar piernas y brazos artificiales controlándolos con este tipo de señales, e incluso se trabaja en chips implantados en el córtex visual que ofrecerán algún tipo de visión a los ciegos.

No parece enormemente revolucionario. Y sin embargo… con muy poco más, esta tecnología puede modificar realmente nuestra forma de vivir, en muy poco tiempo. Porque interactuar con ordenadores directamente, en un mundo repleto de ordenadores, puede ser espectacularmente interesante. Sin tener que transformarnos en cyborgs al estilo Robocop.

Todo es una cuestión de interfaz. Los ordenadores nos proporcionan una enorme cantidad y variedad de servicios hoy en día, y nos darán más. Controlan nuestro dinero, nuestro microondas, nuestro despertador nuestras conversaciones y muchas veces nuestra agenda. Tienen mucha más memoria que nosotros, mejores comunicaciones, reflejos más rápidos. Microprocesadores (ordenadores) almacenan nuestros números de teléfono y lo que vamos a hacer mañana, guardan nuestra música y conducen nuestro coche por nosotros (inyección electrónica, ABS, airbags, dirección asistida…).

El ejemplo más espectacular es el ordenador. Útil, sin duda, para trabajar, para jugar y para explorar. Pero pensándolo bien todo lo que tienes encima de la mesa (teclado, ratón, monitor) y buena parte de lo que tienes debajo (módem, tarjeta de Red, CD player, disquetera) es equipo de comunicaciones: se utiliza para que tú puedas comunicarte con la máquina, y la máquina con otras máquinas. Si tuviésemos forma de acceder directamente todo esto sería innecesario. Lo cual va mucho más allá de no tener que escribir con un teclado (lo cual puede ya hacerse vía software de reconocimiento de voz). Si fuésemos capaces de conectar nuestro sistema nervioso a un ordenador podríamos no escribir, sino pensar; no consultar nuestra agenda, sino recordarla; no leer un documento en pantalla , sino visualizarlo en nuestra cabeza. Tendríamos la memoria, las capacidades de comunicación y los reflejos de un ordenador. Y mucho más.

Por ejemplo, podríamos utilizar un coche sin conducirlo. No harían falta volante, palanca de cambio y pedales. Tras un entrenamiento conducir sería como usar una pierna artificial. Controlaríamos el coche ( o cualquier vehículo o máquina) como si fuese una parte de nuestro cuerpo: cyborgs sin operaciones ni antiestéticas protuberancias mecánicas… Superhumanos sin apariencia más que normal. Y pronto. Muy pronto. Vigila las noticias…

Los infinitos perros de Constantinopla

31-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

Ella y yo sabíamos que aquella noche sería la última, que aquella mirada marcharía descalza por la arena húmeda, que sería la última.

Bebimos grappa y bailamos la noche cerrada en la playa del puntal.

La Casa

30-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

Le Carré sitúa la universidad de “las tías” junto a la casa de “los primos”. Se adiestra en el arte del sexo y de matar. Los primos italianos son unos cachondos. Todavía conservan la casa en la que secuestraron y asesinaron a Moro para estos menesteres. Del bromuro al viagra político para gerenciar el control político. Las pervesiones de sus señorías son grabadas por un enano que trabaja por horas para los escribanos del agua. Los llevan de excursión para chuparles el adn y garantizar la seguridad del Estado. En los sombríos bajos fondos de la política se trabaja sin descanso para perpetuar el crimen de Estado. Gladius.

Sitel

30-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

stasi
A los votantes de derechas les asusta Sitel. Se imaginan a la banda de Roldán y Mister X jugando con este prodigio de la tecnología, con el poder de espiar a cualquier ciudadano sin el engorro de forzar una cerradura o de sobornar a un portero. La guerra sucia y el chantaje resultan mucho más cómodos, limpios y seguros. Los lectores de Luís del Pino y Pedro J. despertarán todas las noches con pesadillas horrendas, en las que la cúpula política de la policía conspira para repetir el 11 M o rodar vídeos porno.

La gente de izquierdas tampoco tiene que estar tranquila. La derecha, heredera de Franco, puede desbancarles y usar indebidamente el software espía que encargó Aznar, ese presidente que invadió ilegalmente Irak, al servicio de Bush. Los amigos del bigotes pueden controlar y destrozar a la oposición para perpetuar sus robos. ¿Permitirán los progresistas que Sitel caiga en manos de Matas, Fabra o Granados?

No quiero ser partidista. Por eso comprendo los temores de unos y de otros. Hay que destruir Sitel para que los ciudadanos decentes puedan vivir en paz.

Lorca, el cadáver invisible

30-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

Al final la familia del poeta tenía razón. El intento de exhumación de Federico García Lorca se ha transformado en una búsqueda insomne de manos epilépticas, palmo a palmo, metro a metro. El desencuentro del cuerpo se añade a la  desaparición de los restos de otros grandes del arte españoles: el cráneo de Goya, la volatilización cuasi mística, pues se le suponía enterrado en un convento de las hermanas Trinitarias y descalzas, del cadáver de Miguel de Cervantes, incluso leí en cierta ocasión que parte de los restos de Antonio Machado desaparecieron (ignoro si se trata de leyenda o verdad, si alguien conoce algo sobre este asunto, nos hará a todos un favor añadiendo los datos pertinentes en los comentarios)…

En el barranco de Víznar se propaga un mar de boquetes  y los especialistas, tanto los rastreadores como los voceadores, más parecen buscadores de petróleo que de un hombre asesinado. Desde un extremo político surgen nuevas teorías sobre el emplazamiento del cadáver, primero fueron las burlas, luego las exigencias y así unos aprovechan el desacierto de la búsqueda y combaten al gobierno. Unos y otros han convertido la muerte de un poeta, como todo donde últimamente posa las manos manchadas la política de este país, en una corrida de toros post mortem. En ella  se enfrentan varios diestros de partidos contrarios contra un animal muerto y desaparecido.

Hace años, en una boda en Granada, un profesor de literatura me reprendió porque le confesé mi admiración por la obra lorquiana. “Casi todos los que juran admirarle han pasado de la lectura de “La casada infiel” y del “Verde que te quiero verde…”  “Por mi parte  sólo he devorado la Obra Completa de Lorca publicada por Aguilar y la posteriormente ampliada, en varios tomos, en Círculo de Lectores”, le repliqué. Pero este profesor tenía razón. La generalidad  de lo que enarbolan la figura y la obra de Lorca lo hacen  por motivos políticos, o de cualquier otro signo, pero casi nadie, salvo  algunos escritores y lectores furibundos, se ha ocupado de su poesía, de su obra literaria y de su vida (la formación de “La Barraca”, la riqueza de sus propuestas artísticas desde las pictóricas a sus conferencias, sus amistades, la recuperación del cancionero popular, etc.).

Si bien la condición de republicano de Lorca tuvo trascendental incidencia en su asesinato, también la tuvo, y no en menor grado, la envidia, esa carcoma tan española a la que he visto cara a cara en otros momentos y contra otros poetas. Al parecer el orgulloso fantoche que detuvo al poeta, un  tal Ramón Ruiz Alonso, despreciado incluso por los compañeros de su partido, la CEDA;  era un antiguo adversario de la familia, un mediocre que participaba, como otros, de cierto disgusto cuando leían en la prensa local que volvía a casa de su familia el ya entonces  famoso poeta Federico García Lorca. También influyó, al parecer, que el cuñado de Lorca fuera entonces alcalde de Granada.

Esa misma envidia fusila hoy a ciertos escritores y artistas  empleando el método del ninguneo, que aísla y entierra desde la tribuna de los suplementos culturales, de las tertulias radiofónicas, de las ayudas oficiales y, también, de la mentira y la patraña. Pero aún me provoca más vergüenza la adhesión lorquiana de estos grupos de poetas y literatos que organizan y dictaminan, como si se tratara de un cortijo, los certámenes, ayudas y publicaciones poéticas del sur de España. Todo esto con el nombre de los poetas andaluces muertos en la boca, como si realmente si los poetastros inquisidores de hoy fueron sus sucesores, aunque sus  actitudes, que transforman a la poesía en facciones y en guerrillas, se encuentran más próximas a los métodos de los que asesinaron a Lorca, que a la fraternal amistad que unió a escritores de diverso signo político hasta la llegada de la guerra civil.

La política fue el contexto en que se produjo la muerte de Federico, pero la envidia, hija de la ignorancia y la mediocridad,  fue el impulso que la ejecutó. Al igual que ocurrió con su amigo José María Hinojosa, destacable poeta, fundador de la revista Litoral, junto con Manuel Altolaguirre, fusilado en Málaga por un grupo de milicianos que afirmaron ser anarquistas el 22 de agosto de 1936. A ambos poetas se les fusiló con tres días diferencia. Y me pregunto, ¿no serán las guerras una excusa para descargar a la sociedad de pensadores y poetas? Al fin y al cabo los creadores suelen dar la lata y , por lo general, resultan muy molestos en cualquier régimen.

Por favor, en medio de este “corral de la Pacheca” en que los políticos y sus acólitos, para los que todo vale en nombre del poder,  han transformado la búsqueda del cuerpo del poeta de FuenteVaqueros, lean a Lorca, allí lo tendrán en cuerpo, sangre y alma. La importancia de Lorca reside en la renovación del teatro español (no sólo en los dramas de tema andaluz sino, sobre todo, en obras como El público y Así que pasen cinco años), en la reelaboración de la escritura popular (que tantos desastres causó en algunos libros de Rafael Alberti) y en su personal interpretación de las llamadas vanguardias de su época en poemarios como Poeta en Nueva York, o en el poema suelto, dedicado a la muerte de la madre de Charlot, recuperado no hace muchos años.

No permitan, mis inteligentes lectores,  que los zánganos les oculten contemplar al poeta. El parque dedicado a su memoria debe continuar siendo homenaje y parque para un poeta porque toda persona, familiar o simplemente admirador, tiene derecho a una porción de materia donde llorar a sus muertos, con independencia de las circunstancias y del signo político al que pertenecieron.

Antonio Machado y Federico García Lorca

Entreplanta

28-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

la distancia no es el olvido: el olvido son las personas que no creen en las palabras. A Aída, su padre le contaba que si deseaba algo, algún día, había de nombrarlo; pues

“(…)las palabras dan consistencia (entidad, carne) a los sueños”

[Mediavilla]

El olvido empieza con un piano de pared junto a la escultura de Allen, con el primer te respondo otro día (cuando tenga más tiempo, cuando este menos cansado). Le sigue Meg Ryan desnuda y Angelina embarazada, la colada de los lunes, las cosas verdes y con pelos, las timbas de Gatwick las noches en vela, dos vasos de tinto dentro del ascensor. Un bocadillo de bonito.

Empresarios

27-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

Racimos de mendigos cuelgan de las ciudades… uno de ellos, autónomo embargado, duerme ahora en el cajero de una sucursal en la que no le dan crédito. La Seguridad Social, esa que desde el año 96 hace la vista gorda con las “cotizaciones” del líder de la CEOE, sale de cacería para embargar al pequeño empresario, al que ya le han quitado todo.

¿Qué podemos esperar de una administración que persigue a los autónomos por no pagar el IVA, sin entender que en muchos casos, hoy por hoy, es un IVA de facturas que no ha cobrado?  ¿Qué podemos esperar de una administración que está más presta a recaudar cotizaciones, que ahora mismo muchos autónomos no pueden pagar, que a suprimir exasperantes y costosas trabas burocráticas que, desde el franquismo, no son más que palos en la rueda de la economía de mercado? ¿Por qué sigue instalada en España la idea de penalizar la actividad económica? ¿Por qué los mismos que han puesto pegas, por ejemplo, a la apertura de IKEA en sus regiones -incluso a la apertura de la General Motors- van a sacarnos de la crisis? ¿Los teóricos del IAE? ¿Los del despilfarro de las televisiones públicas? ¿Los que han hipotecado a una generación de españoles “recalificando” suelo a la medida del constructor amigo… y un poco para el partido? ¿Los sinvergüenzas que entregan millones del presupuesto a sus amigos empresarios?

El Leviatán español acaricia con sus garras el lomo amigo del empresario afín; el de “siempre”, el de la “concesión vitalicia”, el de la “sede y las corbatas”, el del “jamón y las risas”, el de “la subvención… que no me ha llegado, Gáspar“, el dueño del Periódico, de la “Fundación” y del cóctel. Hablan de futbol. Ya ves.

El Leviatán, en cambio, aprieta y ahoga con sus garras a los empresarios que producen el 80% de lo que tenemos. De ahí sale el sueldo del político y del profesor de la universidad pública. También la “subvención” para el banco o la caja con problemas.

La crisis, ahora sí, ha alcanzado a Juan Español, representante de esa inmensa baja clase media, que está bajando a los infiernos con aparente resignación. El español de acera y esfuerzos que percibe al político como un problema.

Atentos hoy al mañana. Es ahora cuando comienza a tejerse el relato de un hombre libre, el perfil gladiator de un pequeño o mediano empresario, que nos va a sacar de la crisis. Los gestores del Leviatán aprietan y ahogan, pero las pymes y los autónomos, golpeados sin contemplación por un intervencionismo enfermo, van a ser los héroes del episodio de mañana.

EL MEJOR REGALO

26-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

 Si estás preocupado porque no sabes lo que vas a ofrecer como presente, porque no tienes condiciones, estás desempleado, o porque los amigos son tantos y tú no tienes medios de ofrecerles alguna cosa a cada.
Te voy a decir una cosa:

Las flores se marchitan , las tarjetas se pierden, ni todos los presentes agradan, las cartas se amarillean con el tiempo.
Piensa en ofrecer algo que quede para siempre, que tú posees y que muchas personas riquísimas ya no poseen más:

¡Un poco de tu tiempo!
Sé, por una hora, una mañana, una tarde o mismo un día…

¡El mejor amigo que alguien pueda tener!

Dáte enteramente en la amistad, en la escucha.
¡Los momentos quedan para siempre!

Hacer a alguien feliz es el mayor presente que podemos ofrecer. Y eso nosotros no lo compramos, lo producimos, con el cariño en los ojos y amor en el corazón.
Haz con que de aquí hasta diez años alguien pueda decir: el mejor presente de Navidad que yo recibí fueron algunos momentos que me ofreciste en aquel año.
Somos nosotros, personas muy ricas de posibilidades. Podemos dar a los demás sin tener que adquirir. Podemos hacer a alguien sonreír.
Dá un ratito de tu tiempo como presente.

Sin grandes sorpresas, pero de todo corazón.

¡Tú eres el mejor presente que existe!

Y que tu Navidad sea linda, así como la de todos los que tu corazón elige para probar de tu cariño y de tu amistad.

Limpieza de bajos, novela: sexta imagen, primer fotograma

26-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

Porque, quizá, alguna vez recorrí calles solitarias que me llevaron a parajes desolados, montañas horadadas y vacías…

Porque perdido de todos, para todos y sus intereses, busqué en mí la culpabilidad, la disidencia de mí mismo, hasta perderme recorriendo esas calles donde las esquinas te rechazan, perdido de mí, allí donde sólo encontré restos, luces rotas, ilusiones que no nacieron, se pudrieron en callejas truncadas, sin ver luz, donde se escuchan sólo ecos, los ecos de los extremos, habitan en mí, los conozco, noche tras noche escucho el retumbar de su avance, vienen a mí en la oscuridad de calles que son paredones, las calles de mi alma, en donde palpo los desconchones de las balas que tantas partes de mí, asesinadas, no se llevaron, y allí me acurruco y tiemblo, esperando que esta vez no me encuentren, pues ya no queda nada en mí, y marchen y mueran con la noche que muere en silencio, y levantarme entre los restos de mis cadáveres, para llegar al revés a ninguna parte en mí,

cerrar los ojos cuando los demás reclaman luz,

y soñar con las ausencias, con todas y cada una de las ausencias que conforman mi presente, sintiendo que sin ellas no sería lo que hoy soy, lo que no era de aquellas, allí, de pie, despertando entre luces artificiales, mirando, embelesado, a una máquina que remueve un granizado de hielo, parece la niebla, se ondula igual que ésta cuando bajaba de las cumbres, niebla espesa, húmeda, cristales que roban la luz del que la mira, niebla de tormenta entre las calles, simétricas, de mi cerebro, por allí aparece su eco, como viento gélido que te barre cuando ya sólo eres escamas, sin nada de ti que te sustente, ya nada, el viento en la calle del medio, sin esquinas, que te barre porque ya todo en ti es vacío,

- vamos

perdida tu mirada hacia dentro, en ese espejo negro en el que, después de un rato, te reconoces, a veces un largo rato, cuando has lavado los falsos colores que te cegaron y engañaron, a veces, sólo a veces, te reconoces en la oscuridad, entre los extremos de tu mente, allí donde habitan las luces, entre ellas caminas en la sombra, das consistencia a los perfiles, como el agua que justifica las riberas, las imágenes se estriegan en tu cerebro, la suciedad fluye entre los surcos, se apantana en tus ojos, allí diseccionas las imágenes, intentas reconstruir un tiempo en el que nada brilló, ni las ausencias, pues si hubo un destello no fue observado, yo no estaba en esos colores artificiales arrancados, de donde extraigo estas imágenes, pero aún así me busco en ellos,

- vamos

porque ellos tiñeron mi ausencia, en ellos se sublima lo que soy, una tintura de Blues, la que mancha estos folios cuando se desborda algo en mis ojos, filtrando, recogiendo del poso piedras y luces rotas, restos,

- vamos

los restos de mis cadáveres en mi ausencia


La Complutense Latinoamericana

26-diciembre-2009 · Imprimir este artículo

Por

La Universidad Complutense de Madrid y su Fundación General ponen en marcha la décima convocatoria de la Escuela Complutense Latinoamericana, que tendrá lugar del 8 al 19 de febrero en la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina).

La Escuela Complutense Latinoamericana contará con una oferta de 12 cursos, con una duración de 60 horas lectivas, y que acogerán a entre 20 y 50 alumnos. La formación está dirigida especialmente a estudiantes, licenciados y postgraduados de España, Argentina y Latinoamérica en general, aunque pueden participar en ella estudiantes de cualquier parte del mundo que estén interesados en profundizar en las raíces de la cultura iberoamericana. El plazo de matrícula ya ha comenzado y finaliza el 12 de enero de 2010.

El programa de la Escuela Complutense Latinoamericana recoge la concesión de 80 ayudas financiadas por el Banco de Santander, que subvencionan al alumno el 30% del coste de la matrícula. Además, para los estudiantes y el personal de administración y servicios de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y de la Universidad Nacional de Córdoba, se han establecido otras 400 ayudas que suponen una reducción del 50% del coste de la matrícula.

El principal propósito de la Escuela Complutense Latinoamericana es potenciar un marco de cooperación universitaria de carácter internacional, al tiempo que se promueven actividades para aumentar los lazos de unión entre ambas instituciones y sus distintos miembros. A través de su vicerrectorado de Relaciones Institucionales y Cooperación, la UCM propone estrechar los vínculos que la relacionan con el resto de instituciones académicas universitarias de América Latina.

Materias y créditos

Las materias de los cursos versan en torno a disciplinas como medio ambiente, salud y biomedicina, lengua y cultura, cooperación, relaciones internacionales, ciencias jurídicas, informática y nuevas tecnologías, historia, educación o políticas públicas. El programa se completará con diferentes actividades extraacadémicas, entre las que se incluyen visitas a los alrededores para descubrir el patrimonio cultural argentino.

Por otro lado, el profesorado de los cursos está formado por catedráticos y profesores de la UCM y de la Universidad Nacional de Córdoba. Los alumnos de la UCM matriculados en cualquiera de los cursos de la Escuela Complutense Latinoamericana podrán solicitar, una vez acabada su formación, créditos de libre configuración válidos para el cómputo general de sus estudios universitarios. Asimismo, todos los alumnos de la Escuela recibirán un título otorgado conjuntamente por ambas Universidades.

Página siguiente »