¿Es un crimen discutir el cambio climático?

Concha García Campoy rompió su habitual neutralidad moderadora en el debate de su programa en Cuatro: no podía tolerar a los que denominó “negacionistas” del cambio climático. El “negacionismo” se suele emplear para denominar a los historiadores que niegan que ocurriese la Solución Final, el exterminio programado de los judíos.

Normalmente en una sociedad liberal y abierta cualquier tesis o hipótesis puede ser mantenida. Las ideas no delinquen, se sostiene. Lo cual siempre me ha parecido de una ingenuidad pragmática asombrosa. Con las palabras se pueden hacer muchas cosas, no hace falta ser J. L. Austin para darse cuenta de ello. Por ejemplo, delinquir. Pero también he creído que en presencia de unas reglas que favorezcan el debate fair play al final la verdad acaba por triunfar. Ahora el ingenuo soy yo, lo sé.

A los negacionistas de la Solución Final les dedicó tanto tiempo como a la Iglesia de la Cienciología y las hipótesis galácticas de Ron Hubbard: ni un segundo. Pero me parece equivocado que en algunos países como Alemania o Francia se les persiga. Quizás acabar con su libertad para creer en lo que quieran ocasiona un bien general estratosférico. Pero en primer lugar lo dudo. Y en segundo, y siguiendo la línea lógica, tendríamos que prohibir a todas las ramas del Islam, al Barcelona F.C. (por ser más que un club deportivo, es decir una alucinación colectiva) y la cocina de Ferrán Adríá. Y en Argentina el psicoanálisis si no fuera porque entonces habría que encarcelar a todos los argentinos.

Si empezamos a ponerle la etiqueta de negacionista a todo aquel que discrepa del “consenso científico” entonces estimada señora Campoy tendríamos que meter retrospectivamente en el trullo a Galileo, volver a burlarnos de Darwin y expulsar a Einstein de Princeton de por su manía contra la mecánica cuántica. El triunfo de la metodología científica occidental se basa en el reconocimiento del disenso, el valor de la refutación, la antipatía hacia los dogmas por muy consensuados que estén.

Un buen ejemplo de discusión sobre el cambio climático, de las diferentes perspectivas para enfocarlo, es este cruce dialéctico entre afirmacionistas y negacionistas en el Consejo Editorial de Expansión tal y como nos lo cuenta en su blog Manuel Conthe. De lectura obligada en las escuelas, la Moncloa y Cuatro (estos niños…)

Comentarios

1 comentario en el artículo “¿Es un crimen discutir el cambio climático?”

  1. Xenumex en 28-enero-2010 11:08 pm

    Oye amigo tus comentarios sobre la Cienciologia son muy, muy, muy superficiales, deberias informarte mejor antes de emitir una opinion.

    Xenumex
    Movimiento Mexicano Antisectas

¿Quieres dejar un comentario?